Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barbero, sobre la investigación de la manifestación policial: "Las decisiones importantes hay que tomarlas con calma"

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, ha reiterado este lunes que la manifestación de policías municipales de la semana pasada en la que fue increpado "no fue un escrache" y ha confirmado que esta semana se reunirá para conocer cómo va la investigación de lo sucedido.
Tras la presentación esta mañana del borrador sobre el Plan Estratégico de los Bomberos del Ayuntamiento, preguntado por los periodistas, Barbero ha indicado que revisarán lo sucedido y "estudiarán las medidas oportunas".
"Lo central es seguir avanzando. No voy a poner energía en estas cosas ahora. Sigo mirando hacia adelante. Lo revisaremos y daremos una vuelta. Estudiaremos las medidas. Las decisiones importantes hay que tomarlas con calma", ha dicho.
LA PROTESTA
El edil anunció la apertura de una investigación para determinar si los insultos recibidos en la protesta del martes de unos 300 policías municipales fuera de servicio pudieran incitar al odio.
Entre los insultos que recibió, el delegado ha citado algunos como "rojos de mierda" y "perroflauta". La protesta se debió a los cambios previstos en el Cuerpo y que ha acabado con él y su equipo acorralados en un bar de la calle Bordadores. Su coche ha sido zarandeado y una periodista ha recibido un manotazo mientras grababa la protesta con su teléfono móvil.
El edil señaló en rueda de prensa que se produjo una "clara extralimitación" de la protesta, donde lo que se escuchaba eran "consignas ideológicas".