Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Barcelona está harta de los carteristas

Ahora la fiscalía y los Mossos d'Esquadra quieren acabar con este problema. Pedirán a los jueces que dicten medidas cautelares de alejamiento de los lugares donde los reincidentes actúan reiteradamente. Así, se les prohibirá el acceso a esos lugares y podrán ser detenidos si incumplen la orden. 
Con la legislación actual la policía tiene que pillarlos in fraganti para poder detenerlos. Ahora no hará falta esperar a que roben, puesto que su presencia en el lugar será suficiente para arrestarlos.
La medida consistirá en acreditar que un individuo ha sido arrestado en multitud de ocasiones por robar en el mismo lugar. De esta forma quedará probado que va a ese lugar a delinquir.
Los Mossos quieren comenzar a aplicar esta medida en Barcelona, cuya imagen se ve dañada por las actuaciones de los carteristas, pero poco a poco se hará extensiva a toda Cataluña. También hay precedentes de jueces de otras ciudades españolas que ya han dictado órdenes de alejamiento de centros comerciales a ladrones que actuaban reiteradamente en sus instalaciones. CGS