Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Baxter abre en Sabiñánigo un control de calidad europeo que une química y microbiología

La empresa de productos y servicios médicos Baxter ha inaugurado en su planta de Sabiñánigo su primer laboratorio farmacéutico que une, en un área común de trabajo, las ciencias de química y mibrobiología para trabajar como un único laboratorio de control de calidad.
"El laboratorio se organiza en un mismo espacio diáfano y abierto donde todos los miembros del equipo de control de calidad trabajan juntos, enfocados al cliente, dejando así de lado los conceptos de analista microbiológico o analista químico para ser analista de control de calidad", ha informado en un comunicado el director general de la Planta de Baxter en Sabiñánigo, Santiago Castán.
Así, la empresa pretende apostar "por un trabajo más variado y flexible al tener conocimientos tanto de las tareas microbiológicas como químicas".
El proyecto, que ha supuesto una inversión total de 221.000 euros, ha permitido "reducir riesgos de seguridad al eliminar las escaleras del antiguo laboratorio y da la oportunidad de ampliar el área de producción y, potencialmente, crecer en el futuro cuando el mercado lo requiera".