Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Becerril dice que la devolución masiva de refugiados debe que ser rechazada por los defensores europeos

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha afirmado que la devolución masiva de refugiados, sin escuchar sus razones para solicitar asilo, es contraria a la legislación internacional y debe ser rechazada por los Defensores europeos de los Derechos Humanos.
"Los defensores del Mediterráneo debemos decir 'no' al cierre de fronteras, 'no' a la confiscación de bienes de los refugiados y solicitar mayores medios para los centros de tránsito y de recepción", ha dicho Becerril citando al comisario de Inmigración de la Unión Europea, Dimitris Avramopulos, durante su intervención en la IX Reunión de los Ombudsman del Mediterráneo (AOM) celebrada en Malta.
Ante la llegada de miles de refugiados a diario a Europa, la Defensora del Pueblo ha indicado que la Unión Europea debe presentar una respuesta común y coordinada que garantice la acogida humanitaria, la reubicación y provocar su integración en la sociedad de acogida. "Solo de esta manera se podrá hacer frente a la actual crisis", ha añadido.
En su opinión, el control de los flujos migratorios y la necesidad de que las personas que deseen entrar en Europa lo hagan de manera legal y ordenada "ha de ser necesariamente compatible con el respeto a los derechos humanos y las obligaciones internacionales suscritas por cada uno de los países".
Becerril ha advertido de que las consecuencias de la falta de identificación temprana de estas personas "afectan a la credibilidad del sistema europeo de protección internacional" y "agravan las condiciones de especial vulnerabilidad en la que se encuentran".
Por todo ello, ha propuesto a sus homólogos que las acciones urgentes que propone ACNUR sirvan de guía a las instituciones nacionales de Derechos Humanos: el apoyo europeo para la creación inmediata de instalaciones de acogida humanitaria en Grecia y ampliar las que ya existen en Italia; acelerar el proceso de reubicación de los refuegiados que están en estos dos países; y reforzar los mecanismos para el retorno con el apoyo de FRONTEX y la Organización Internacional para las Migraciones.
Becerril ha expresado su apoyo al acuerdo de la UE para ayudar económicamente a Turquía en la recepción de refugiados y a las medidas para facilitar su inserción laboral con el fin de "ayudarles y ayudar al país receptor". También ha agradecido la "enorme solidaridad" que están mostrando algunos países de la Unión Europea y, también, países candidatos.