Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Becerril afirma que "hay motivos económicos y demográficos" para acoger a refugiados

La Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha afirmado que "hay motivos económicos y demográficos" para acoger a refugiados en Europa y ha señalado que aunque el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía "no es una solución perfecta", sí "puede servir para alguna acción".
Así lo ha indicado la Defensora en un desayuno informativo este martes 3 de abril, en el que ha dedicado buena parte de su discurso a la situación de los refugiados y dónde se ha preguntado "qué va a suceder en Europa con las tasas de natalidad" o "cuántos jóvenes con trabajo van a ser necesarios para sostener a una persona jubilada en pocos años". "Los refugiados deben ser bienvenidos en Europa", ha apostillado.
Preguntada por al acuerdo UE-Turquía, Becerril ha contestado que "puede servir para alguna acción" y "puede ser conveniente" aunque "no hay soluciones perfectas". "Si las personas en los campamentos de Turquía están humanitariamente tratadas y se ayuda a Turquía para que (estos refugiados) puedan iniciar una vida laboral, no está mal. Algún acuerdo había que hacer", ha añadido.
Sobre el número de refugiados que tiene que acoger España, la Defensora ha indicado que le parece "aceptable" la cifra de 16.000 en dos años. También ha recordado que España tiene que llevar a cabo un programa de reasentamiento de 1.449 personas para quienes tienen necesidad de protección internacional desde países de fuera de la Unión Europea.
Becerril también ha apelado al consenso entre los países de la Unión Europea y ha alertado de que no pueden organizarse "por si cuenta" a la hora de determinar la admisión, solicitudes de asilo, reubicación o integración porque esto "podría producir y produce miles y miles de personas deambulando de un lugar a otro".
A su juicio, lo "único razonable" son los acuerdos dentro de la UE, aunque no sea de todos los países, para que este colectivo sea "humanitariamente tratado". "No sólo es una cuestión económica, éste no es el problema, sino de normas comunes para solicitar asilo, trámites para su resolución y todo lo necesario para procurar la integración", ha apostillado.
Para la Defensora, los cierres de fronteras, las "absolutamente increíbles" confiscaciones de bienes "a estas alturas" o los enormes campos de refugiados repletos de personas que no saben qué van a ser de ellas "no son manera de afrontar esta situación, esta crisis de Europa".
También ha reclamado que todas las actuaciones a realizar tienen que ser "acordes" con el derecho internacional y europeo y, por ello, ha subrayado que "no puede haber devoluciones colectivas". En este sentido ha defendido la asistencia y presencia de ACNUR y ONG por su presencia y asistencia en fronteras y campos de refugiados.