Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Benedicto XVI alaba la práctica pastoral de su sucesor, Francisco, que se basa en la misericordia

El Papa emérito Benedicto XVI ha alabado la práctica pastoral de su sucesor, Francisco, que, según señala se basa en la misericordia, en la primera cita pública que Ratzinger dedica a Jorge María Bergoglio. Lo ha hecho en un libro que acaba de publicarse, 'Por medio de la fe. Doctrina de la justificación y experiencia de Dios en la predicación de la Iglesia', en el que el sacerdote jesuita Daniele Libanori, hace acopio de los actos de un congreso teológico celebrado en Roma el pasado mes de octubre.
En el volumen, recoge el texto de una entrevista con el papa Benedicto XVI realizada por el teólogo jesuita Jacques Servais titulado '¿Qué es la fe y cómo se llega a creer?', que fue leído por el secretario de Benedicto XVI, monseñor Georg Gänswein, en dicho congreso.
El Papa emérito subrayas que la práctica pastoral de Francisco "se expresa precisamente en el hecho de que él habla continuamente de la misericordia de Dios". "Es la misericordia lo que nos mueve hacia Dios--ha explicado--. Él espera la misericordia".
"Para mí es un signo de los tiempos el hecho de que la idea de la misericordia de Dios se convierta cada vez más central y dominante", ha comentado Ratzinger en la entrevista.
Benedicto XVI también se refiere a la mística polaca Faustina Kowalska, cuyas visiones reflejan, a su juicio, el deseo de la bondad divina que es propio del hombre de hoy y a Juan Pablo II, que la canonizó y dedicó un domingo a la Divina misericordia, publicando después la encíclica 'Dios rico de misericordia' en 1980.
Para Benedicto XVI, Wojtyla "estaba profundamente impregnado por este impulso, incluso cuando esto no siempre surgía de forma explícita". "No es casualidad que su último libro, que vio la luz precisamente inmediatamente antes de su muerte, hablara de la misericordia de Dios. A partir de las experiencias en las cuales desde los primeros años de vida que tuvo que constatar toda la crueldad de los hombres, él afirma que la misericordia es la única verdadera y última reacción eficaz contra el poder del mal", ha indicado.
"Solo allí donde haya misericordia termina la crueldad, termina el mal y la violencia", ha concluido.