Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Benlysta' (GSK) reduce el daño orgánico en pacientes con lupus eritematoso sistémico

Belimumab, registrado por GSK con el nombre de 'Benlysta', reduce durante más de cinco años, en combinación con la terapia estándar, la acumulación de daño orgánico en pacientes con lupus eritematoso sistémico (LES), según han mostrado los resultados de un nuevo análisis publicado en la revista 'Lupus'.
En concreto, según los datos, el 85,1 por ciento de los pacientes no presentaron cambios respecto al daño orgánico inicial, y el cambio medio en el SDI desde el inicio fue de 0,2. Además, entre los pacientes sin daño orgánico inicial, el 87,6 por ciento no presentaron cambios en el SDI y el cambio medio fue de 0,2, mientras que en los enfermos con daño orgánico inicial, el 81,5 por ciento no presentó cambios en el SDI y el cambio medio fue de 0,2.
"Es el primer análisis que evalúa el efecto a largo plazo de 'Benlysta' sobre el daño en los órganos. Aunque es un estudio abierto de extensión, los resultados son muy alentadores y sugieren que el uso de terapias más dirigidas puede hacer más lenta la progresión del daño irreversible a largo plazo que sufren los pacientes de lupus. Sería oportuno llevar a cabo más estudios para examinar esta cuestión", ha comentado el catedrático de la Universidad de Manchester (Reino Unido), Ian Bruce.
Del mismo modo, la seguridad a largo plazo observada en el análisis fue coherente con el perfil de seguridad conocido de 'Benlysta' y, además, la mayoría de los pacientes (96,5%) en la población por intención de tratar modificada (MITT, por sus siglas en inglés) experimentó un evento adverso (EA) en algún momento desde el inicio.
De hecho, la incidencia de EEAA descendió del 87,4 por ciento al 52,7 por ciento durante el estudio, 313 (31,4%) pacientes experimentaron un EA grave y 433 (43,4%) pacientes tuvieron un EA relacionado con la medicación. Los EEAA más frecuentes relacionados con la medicación fueron las infecciones e infestaciones (28,3%) así como los trastornos gastrointestinales (13,9%).