Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bermejo dice en su despedida que "probablemente" no ha estado "a la altura de las circunstancias"

El ex ministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo se ha despedido hoy del cargo que ha ocupado los últimos dos años agradeciendo al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la oportunidad que le dio y admitiendo que, "probablemente", no ha estado a la altura de las circunstancias.
"Permítanme agradecer al presidente del Gobierno la oportunidad que me dio de disfrutar de esta experiencia, y a mi equipo, porque ha estado a la altura de estas circunstancias, a la que probablemente yo no he llegado, pero ellos sí", ha dicho Bermejo antes de traspasar la cartera de ministro a su sucesor, Francisco Caamaño, al que ha llamado Fran y ha deseado "mucha suerte".
El nuevo ministro ha respondido a Bermejo dirigiéndose a él por su nombre de pila, Mariano, y destacando la "intensidad" de su trabajo y su "dedicación" durante su etapa al frente del departamento.
"Además, hoy somos conscientes de tu generosidad", ha añadido Caamaño, en referencia a la dimisión de su antecesor para impedir la "utilización" por parte del PP de la cacería en la que coincidió con el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón -que acababa de poner en marcha la llamada "operación Gürtel"- y en la que participó sin tener licencia para ello.
Caamaño ha extendido sus agradecimientos a la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, de la que dependía hasta ahora como secretario de Estado de Asuntos Constitucionales y Parlamentarios.
"Estimada María Teresa, muchísimas gracias por tu confianza y apoyo permanente, y sobre todo por lo mucho que he aprendido durante estos cinco años a tu lado", ha dicho el nuevo ministro, contento de "seguir compartiendo" su labor con De la Vega, ahora desde el Gobierno.
Tras el traspaso de carteras, Caamaño ha atendido brevemente a los medios de comunicación y ha respondido a alguna de las preguntas de los informadores, entre ellas a una sobre si es, como Bermejo, aficionado a la caza.
"Puedo adelantar que el arte cinegético no es una de mis actividades. En todo caso, eso no es más que una anécdota", ha respondido antes de negarse a hacer valoraciones sobre lo ocurrido a su antecesor.