Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Biosearch Life recibe la patente europea sobre el uso de probióticos para el tratamiento de la mastitis

Biosearch Life ha recibido la concesión de la Patente Europea número EP2162143 'Mammaliam milk microorganisms, compositions containing them and their use for the treatment of mastitis', publicada por la Oficina Europea de Patentes el pasado mes de septiembre y, validada recientemente en 21 países, sobre el para el uso de probióticos para el tratamiento de la mastitis.
Este tratamiento puede aplicarse, tanto en personas como en animales, mediante el uso de microorganismos derivados de la leche materna obtenidos a partir de huéspedes sanos de especies homólogas.
Se trata de una inflamación e infección de la glándula mamaria que afecta especialmente a las mujeres durante la lactancia. La causa principal suele ser la proliferación de especies potencialmente patógenas, como estafilococos y/o estreptococos, en los conductos mamarios.
CEPAS PROBIÓTICAS
Hasta ahora, los tratamientos han ido dirigidos a paliar los síntomas de dolor, mediante el uso de antiinflamatorios, o a reducir la carga bacteriana, mediante el uso de antibióticos. Un enfoque alternativo para el tratamiento de la mastitis es el uso de ciertas cepas probióticas que han demostrado reducir tanto la carga bacteriana en la leche materna como los síntomas de dolor asociados.
De esta forma, el tratamiento con cepas probióticas procedentes de leche materna ofrece un tratamiento "efectivo" de la mastitis y el dolor en el pecho durante la lactancia. Dichas cepas, a través del mantenimiento de una flora equilibrada en la glándula mamaria, son capaces de prevenir el problema incluso antes de que aparezca, favoreciendo que la lactancia curse de forma natural.
La invención se basa en el hallazgo de que la leche materna contiene cepas probióticas que son capaces de ser transferidas a la glándula mamaria después de su ingesta oral y que, a su vez, ejercen un efecto terapéutico contra los patógenos que causan la mastitis, ayudando así a reducir la incidencia de la misma.
En este sentido, la patente ha permitido a Biosearch Life lanzar el primer probiótico para el tratamiento y prevención de mastitis que se vende ya en más de 12 países.