Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bloomberg philanthropies destinará 38,78 millones de euros a evitar el declive de las poblaciones de pescado

Bloomberg Philanthropies ha lanzado este miércoles la iniciativa Vibrant Oceans, con la que destinará 53 millones de dólares (38,78 millones de euros) durante cinco años en revertir el declive de las reservas de pescado, promoviendo reformas para aumentar las poblaciones de peces que aseguren las reservas de pescado y los ingresos sostenibles en Brasil, Filipinas y Chile.
Según ha informado la organización de conservación marina Oceana, se trata del primer programa para reformar simultáneamente prácticas pesqueras artesanales e industriales y sitúa a Bloomberg Philanthropies entre los cinco mayores donantes mundiales de los océanos.
La sobrepesca y la destrucción de áreas marinas amenazan las reservas mundiales de pescado. Con este programa se fomentarán cambios en las prácticas pesqueras de estos países para regenerar el 7 por ciento de las pesquerías mundiales y constituirán un modelo potencial para futuros esfuerzos mundiales, similares al proporcionar una mayor comprensión sobre la manera más efectiva de proteger las reservas mundiales de pescado.
Se trata de la mayor donación realizada hasta la fecha para gestión pesquera y es la primera vez que se integra un estrategia financiera de capital privado en este tipo de esfuerzo reformador.
Así, el alcalde de Nueva York, Michael R. Bloomberg, ha asegurado que Bloomberg Philanthropies busca oportunidades para cubrir necesidades no atendidas mediante soluciones que han demostrado mejorar el mayor número posible de vidas.
Además, ha recordado que miles de millones de personas dependen del pescado como fuente de alimentación o ingresos, mientras que "solo el 13 por ciento de las pesquerías mundiales están a salvo de la sobrepesca, lo que plantea serios retos medioambientales y de salud pública".
"Los datos demuestran que las poblaciones de peces mundiales están gravemente amenazadas pero pueden recuperarse si la pesca se gestiona adecuadamente. La inversión que hacemos ahora contribuirá a devolver la vida a los océanos y protegerlos para futuras generaciones", ha manifestado.
Por su parte, el autor de 'Four Fish' y 'American Catch', Paul Greenberg ha advertido de que no actuar contra la sobrepesca supone arriesgar una fuente de alimentación e ingresos vital para miles de millones de personas y dañar irreversiblemente un ecosistema marino que mantiene a muchas especies, incluyendo la nuestra".
La sociedad filantrópica ha seleccionado a tres socios para desarrollar la iniciativa Vibrant Oceans. Entre ellos destaca Oceana, que se centrará en reformar la pesca industrial, impulsando políticas nacionales como el establecimiento y la aplicación de límites de capturas racionales y reduciendo la cantidad de capturas accidentales y descartes.
Asimismo, los otros dos socios son Rare, una ONG experta en el trabajo con comunidades locales para resolver problemas medioambientales y EKO Asset Management, especializada en inversiones y consultoría dedicada a descubrir y monetizar activos medioambientales que pasan desapercibidos o no son reconocidos.
"Los gobiernos nacionales tienen el poder de detener la pesca industrial destructiva dentro de las 200 millas náuticas, donde se captura la mayoría del pescado. Los datos dejan claro que cuando los gobiernos hacen cumplir las políticas adecuadas, las poblaciones de pescado regresan", ha manifestado el director ejecutivo de Oceana, Andrew Sharpless, que recuerda que esta ONG estima que la mejora en la gestión pesquera podría proporcionar una comida diaria a 250 millones de personas más en 2050.