Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bocados de generosidad

Cada noche al cerrar la cafetería Eduardo deja en la puerta bocados de generosidad. El excedente de pinchos se convierte en una ayuda para los más necesitados. En el mismo barrio Javier regenta otro bar antiderroche. Ejemplos de solidaridad en un país en el que se tira un millón y medio de toneladas de comida al año. Imágenes que también han llegado al corazón de unos panaderos de Barakaldo. Dejan el pan o las empanadas que les sobra colgados de la reja. Conciencias removidas con pedazos de solidaridad...