Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Boehringer Ingelheim celebra la edición de 'Encuentros' para informar sobre la calidad asistencial del asma

Boehringer Ingelheim ha celebrado la segunda edición de su chat dirigido a médicos llamado 'Encuentros' dedicado a transmitir las conclusiones del 'AsmaForum II', en el que han participado más de 60 profesionales implicados en el abordaje del asma.
La edición se ha centrado en los nuevos indicadores para medir la calidad asistencial del asma ya que se sabe que entre un 25-35 por ciento del gasto sanitario puede atribuirse a las ineficiencias donde la calidad asistencial es un punto clave.
"Nunca se había realizado en nuestro país algo así y este documento de indicadores es muy relevante porque se incluirá en las futuras Guías GEMA. Estos datos interesan a los gestores de salud, porque permitirá evaluar y comparar sistemas sanitarios diferentes en lo referente a la asistencia del asma", ha indicado el jefe del Servicio de Neumología del Hospital de Sant Pau de Barcelona y coordinador del comité ejecutivo de la GEMA, Vicente Plaza.
En concreto, tal y como explicaba el doctor Plaza, el grupo de expertos ha definido 33 indicadores divididos en cuatro bloques: diagnóstico, tratamiento no farmacológico, tratamiento farmacológico y seguimiento.
"En el bloque de diagnóstico, se ha establecido como prioritaria la confirmación diagnóstica con la espirometría y la prueba broncodilatadora, así como el estudio de sensibilización a distintos alérgenos en pacientes con sospecha de asma alérgica", subraya.
RECOMENDACIONES
Respecto al tratamiento no farmacológico, el grupo de expertos recomienda la deshabituación del tabaquismo en los pacientes fumadores con asma, así como un seguimiento educativo básico para que el paciente adquiera conocimiento sobre la enfermedad y su tratamiento.
"Los expertos han determinado que la terapia de elección en el asma persistente incluye un 'glucocorticoide' inhalado diario, y que en mujeres embarazadas se deben mantener los fármacos habitualmente empleados, ya que un mal control del asma materna conlleva un mayor riesgo para el feto, que los posibles efectos secundarios de los fármacos empleados en el tratamiento habitual del asma", ha señalado el doctor Plaza.
El correcto uso de los inhaladores es otro factor que influye en la respuesta al tratamiento ya que en la actualidad un 50 por ciento de los pacientes asmáticos están mal controlados. Además, existen opciones terapéuticas nuevas para aquellos pacientes con asma grave no controlado como la inclusión a la terapia de 'tiotropio'.
Los dos últimos indicadores prioritarios se centran en el control del paciente, de forma que es necesario efectuar un seguimiento periódicos de cada caso, aunque no hayan padecido exacerbaciones, y "por supuesto, realizar un registro periódico de las exacerbaciones".
"Un mayor número de exacerbaciones supone además de un peligro para la vida del paciente, una peor evolución clínica y un descenso futuro de la función pulmonar; el tratamiento de mantenimiento se debe ajustar en el seguimiento para no solo alcanzar el control de la enfermedad, sino también para prevenir las exacerbaciones. La prevención de las exacerbaciones es el primer objetivo que persigue el tratamiento de mantenimiento del asma", ha concluido el doctor.