Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Boeing y EADS reabren su batalla por el contrato de aviones cisterna de EE.UU.

De esta manera, los dos gigantes aeronáuticos se encuentran por tercera vez cara a cara luchando por un contrato de 35.000 millones de dólares para la fabricación de 179 aviones cisterna. EFE/Archivotelecinco.es
El fabricante estadounidense Boeing y su competidor europeo, EADS, reabrieron su dura batalla por el contrato de aviones cisterna de la Fuerza Aérea de Estados Unidos con la presentación de sus nuevas ofertas, para lo que tenían de plazo hasta hoy.
Boeing informó que hoy envió su propuesta para reemplazar parte de la flota de aviones cisterna de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, mientras que el jueves la europea EADS sometió su pliego, de unas 8.000 páginas.
De esta manera, los dos gigantes aeronáuticos se encuentran por tercera vez cara a cara luchando por un contrato de 35.000 millones de dólares para la fabricación de 179 aviones cisterna.
Eventualmente el acuerdo podría ampliarse para la sustitución de los 400 aviones cisterna KC-135 de la Fuerza Aérea estadounidense que, en su mayoría, tienen ya más de 50 años de servicio.
El proceso para el reemplazo de los aviones cisterna comenzó hace nueve años y ha estado plagado de obstáculos y quejas de las empresas.
El Pentágono, que ha reorganizado su proceso de adquisición para hacerlo más sencillo y objetivo, llamó nuevamente a licitación en febrero pasado.
En la propuesta presentada hoy, Boeing, con sede en Chicago (EE.UU.), quiere utilizar una variación de su avión civil 767 para construir los aviones cisterna que reabastecen de combustible a los aviones militares.
El jueves, en su presentación, EADS sostuvo que su avión, si gana la licitación, se construirá en una subsidiaria en Mobile (Alabama) y sustentará 40.000 empleos.
Según Boeing, sus aeronaves serán más eficientes, en términos de costos, que la variación del Airbus A330 ofrecido por los europeos.
Se espera una decisión de la Fuerza Aérea en noviembre.
Boeing, en su comunicado, afirmó que su avión cumplirá con los 372 requisitos hechos por la Fuerza Aérea al menor costo para los contribuyentes, y que la construcción de las aeronaves sustentará 50.000 empleos.