Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bolivia reforzará sus fronteras con 800 médicos para controlar la entrada del virus de la gripe A

El Gobierno de Bolivia anunció hoy que enviará a 800 médicos a las fronteras y aeropuertos del país para reforzar los controles destinados a detectar casos de la gripe A procedentes del exterior, informó el ministro de Salud, Ramiro Tapia.
El ministro declaró a varias televisiones que se reunirá hoy con el Colegio de Médicos de Bolivia para contratar a facultativos jóvenes con ese motivo.
Tapia explicó que el Gobierno ha establecido un protocolo de actuación según el cual quienes provengan de un país donde se han dado casos de gripe A serán sometidos a un control por parte de un médico.
"Si se detecta un paciente sintomático, inmediatamente se le aisla en un consultorio y si la sintomatología clínicamente es mucho más amplia, se le lleva a un centro de salud y se le toman las muestras correspondientes", agregó.
Bolivia, tras confirmar este jueves los dos primeros casos con virus H1N1, tiene al menos otras tres personas en cuarentena por la "alta probabilidad" de que también estén contagiadas por la enfermedad, que en el mundo ya se ha cobrado la vida de 95 personas.
Tapia, médico de profesión, explicó que los ocho centenares de nuevos galenos que va a contratar el Gobierno se dedicarán también a labores de prevención del dengue y a trabajar en la campaña contra la desnutrición infantil lanzada esta semana por el presidente Evo Morales.
El ministro insistió en que, por el momento, los registrados "son casos importados, es decir, que vienen de fuera" y en que "el virus no está circulando internamente".
Además, anunció que este sábado su ministerio organizará en toda Bolivia un simulacro en todos los puestos fronterizos y aeropuertos para que el personal esté preparado y sepa actuar de forma inmediata cuando se presenten casos.