Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Botella dice que la niña enferma que vivía en una furgoneta con sus padres "no se quedará sin alojamiento"

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha insistido este viernes en que Shakira G.N., la niña de seis años que está siendo tratada de un tumor cerebral en Navarra y que ha vivido en una furgoneta tras el derribo de las casas de sus padres en un poblado, que "no se quedará sin alojamiento esta noche" si su familia lo acepta dado que lo ha rechazado hasta en dos ocasiones.
"Le aseguro como alcaldesa que Shakira no se quedará sin alojamiento si lo quiere para esta noche", ha subrayado la primera edil en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.
"La ciudad de Madrid tiene recursos para esto puestos a su disposición, a todos nos duele su historia, que ahora mismo pueda estar en una furgoneta, pero está documentado que la EMVS le ofreció dos veces a la familia un alojamiento pero, por las razones que sea, no han querido esa vivienda", ha añadido.
Botella ha señalado que la delegada de Familia y Servicios Sociales, Dolores Navarro, se ha trasladado esta misma mañana al poblado para ofrecer a la familia de Shakira un alojamiento provisional para esta noche en la sede del Samur, en la calle Francisco el Grande.
Todo ello independientemente a que el Ayuntamiento inicie de nuevo el proceso para ofrecerles una vivienda. "Si ellos no quieren no podemos hacer nada pero el Ayuntamiento tiene recursos para que Shakira tenga un alojamiento esta misma noche", ha insistido la alcaldesa.
Preguntada por si el Consistorio se plantea hacerse cargo de la menor en el caso de que la familia rechazara de nuevo la ayuda municipal, Botella ha asegurado que no se han planteado nada de eso en este momento y que una decisión de este calibre tendría que ser adoptada por un juez, después de incapacitar a los padres. La alcaldesa, sin embargo, es de la opinión que los niños "casi siempre están mejor con los padres".