Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brasil, Sudáfrica, India y China discuten en Río sobre el cambio climático

Tras el fracaso de las negociaciones en Copenhague, los ministros de los cuatro países emergentes analizarán en Río las estrategias a seguir en la próxima cumbre sobre cambio climático organizada por la ONU. EFE/Archivotelecinco.es
Delegaciones de Brasil, Sudáfrica, India y China se reúnen desde hoy en Río de Janeiro para discutir como potencias emergentes el desarrollo de las negociaciones internacionales sobre el cambio climático.
El encuentro entre peritos, investigadores y negociadores precede a la IV Reunión Ministerial sobre cambio climático de los cuatro países, agrupados en el acrónimo Basic, que se celebrará los próximos domingo y lunes en Río de Janeiro.
Los principales negociadores del Basic en materia medioambiental debaten desde hoy las resoluciones definidas en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC, por su sigla en inglés), cuya última edición se celebró en diciembre pasado en Copenhague.
Tras el fracaso de las negociaciones en Copenhague, los ministros de los cuatro países emergentes analizarán en Río las estrategias a seguir en la próxima cumbre sobre cambio climático organizada por la ONU, que tendrá lugar del 29 de noviembre al 10 de diciembre en Cancún (México).
La división global del espacio de carbono será una de las principales cuestiones a tratar en la reunión, puesto que las emisiones de CO2 constituyen uno de los problemas más importantes en la lucha contra el calentamiento global, según el Ministerio del Medio Ambiente brasileño.
El Protocolo de Kioto de 1997 y los tratados creados en las posteriores cumbres UNFCCC establecen que los países desarrollados deben limitar y reducir sus emisiones de carbono, pero no hacen referencia a los países en vías de desarrollo.
Los países desarrollados acusan a los que están en vías de desarrollo de no estar sujetos a ningún tipo de legislación, lo que les permite desplegar un crecimiento industrial ilimitado.
Por su parte, los países en vías de desarrollo alegan que el problema del calentamiento global es culpa de los desarrollados, que fomentaron un crecimiento descontrolado de su industria y ahora deben responsabilizarse por ello.
En ese sentido, otro de los temas centrales será la equidad en el debate internacional, en el que los países emergentes reclaman su espacio ante las grandes potencias que tradicionalmente han regido la discusión.
La India, por ejemplo, defiende que la responsabilidad medioambiental de cada país sea contabilizada en "emisiones por cápita", propuesta según la cual países como China o la propia India tendrían bajos niveles de emisión, debido a la gran cantidad de habitantes.
Brasil, en cambio, propone basarse en la responsabilidad histórica, según la cual el país contaminador debe pagar por los efectos derivados de su actuación degradante.
Los anfitriones de la reunión ministerial serán el vicecanciller brasileño, Antonio de Aguiar Patriota, y la ministra de Medio Ambiente, Izabella Teixeira.