Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brasil da por finalizada la búsqueda de cuerpos y restos del Air France

El avión cayó en aguas limítrofes de Brasil y Senegal el 1 pasado de junio cuando cubría la ruta Río de Janeiro-París con 228 personas de 32 nacionalidades entre tripulantes y ocupantes. EFE/Archivotelecinco.es
La Fuerza Aérea y la Marina de Brasil dieron ayer por finalizadas las labores de búsqueda de los cuerpos de las víctimas y de los restos del avión Airbus A330 de la aerolínea Air France que el pasado 1 de junio cayó en el Atlántico con 228 ocupantes.
En un comunicado conjunto, ambas instituciones indicaron que "fue oficialmente dada por concluida la mayor y más compleja operación de búsqueda y rescate realizada por las fuerzas armadas brasileñas en área marítima, tanto en el aspecto de duración como en la magnitud de medios empleados".
"La razón técnica que determinó el fin de las búsquedas fue la imposibilidad de avistar más cuerpos, que era el objetivo primordial de la operación", agregó el texto.
El portavoz de la FAB, el teniente coronel Henry Munhoz, señaló que a pesar del empeño de los doce aviones y once navíos militares que continuaban operando en la zona, ningún cuerpo fue encontrado en los últimos nueve días.
Los restos mortales de la víctima número 51, cuyo rescate fue anunciado solo el jueves, habían sido rescatados el 17 de junio, una semana atrás.
"A pesar de nuestro deseo de rescatar a las 228 personas, tenemos plena conciencia de que lo mejor fue hecho por la Marina y la Fuerza Aérea", afirmó el portavoz en una rueda de prensa en la norteña ciudad de Recife.
En los 26 días de operaciones, fueron utilizados doce aviones y once navíos de Brasil, Francia, Estados Unidos y España, con 35.000 millas navegadas y 1.500 horas de vuelo sobre un área de 350.000 kilómetros cuadrados.
En el operativo participaron 1.344 militares de la Marina y 268 de la FAB, que contaron con el apoyo de 1.600 profesionales de otras áreas.
En el área permanecerán navíos que buscarán las señales de las cajas negras de la aeronave, en una acción ya coordinada por Francia.
El avión cayó en aguas limítrofes de Brasil y Senegal el 1 pasado de junio cuando cubría la ruta Río de Janeiro-París con 228 personas de 32 nacionalidades entre tripulantes y ocupantes.
Hasta el momento, forenses brasileños y franceses han identificado a 14 de los 51 cadáveres rescatados.
Diez de las víctimas identificadas son brasileñas, la mitad hombres, mientras que entre los cuatro extranjeros hay tres hombres y una mujer, pero solo se ha divulgado la nacionalidad del piloto francés.
Los familiares de las víctimas ya habían sido notificados del cierre de las búsquedas, detalló Munhoz.
En total fueron encontradas 600 piezas del avión, las cuales se entregaron a las autoridades francesas para su correspondiente análisis de investigación.
Los navíos brasileños que participaban de las actividades de rescate retornarán a los puertos de Recife y Natal, ambos en la región nordeste.