Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brasil confirma que ha recuperado 51 cadáveres del accidente de Air France

La Policía anunció también que se han identificado a tres cadáveres más, elevando a 14 el número de fallecidos de los que se conoce ya su identidad, según un comunicado difundido por la Fuerza Aérea. EFE/Archivotelecinco.es
La Policía Federal de Brasil confirmó hoy que los últimos "despojos" hallados en el mar pertenecen a un ser humano, que sería la víctima número 51 recuperada del accidente del vuelo de Air France que cayó al Atlántico con 228 personas a bordo.
En el momento en que el cuerpo se recuperó del mar, el pasado día 17, los militares no quisieron confirmar si se trataba de un ser humano o no, puesto que su naturaleza no se podía identificar a simple vista dado su avanzado estado de descomposición.
La Policía anunció también que se han identificado a tres cadáveres más, elevando a 14 el número de fallecidos de los que se conoce ya su identidad, según un comunicado difundido por la Fuerza Aérea.
Los tres nuevos identificados son dos hombres y una mujer, y ninguno de ellos es de nacionalidad brasileña, por lo que se ha procedido a comunicar a las embajadas de los países de origen.
De los primeros once identificados, diez eran de nacionalidad brasileña, cinco mujeres y cinco hombres, y un extranjero de sexo masculino.
Air France informó hoy en París que entre los cadáveres identificados se encuentra el comandante y un auxiliar de vuelo.
Todavía resta por identificar 37 cuerpos, que permanecen en el Instituto Médico Legal de Recife (Pernambuco, noreste), ciudad en la que fue instalado el comando de las operaciones de búsquedas de víctimas y restos del avión.
Desde hace varios días, los militares brasileños no han conseguido hallar nuevos fragmentos del avión ni víctimas del vuelo que cubría la ruta entre Río de Janeiro y París y que cayó al Atlántico en la madrugada del 1 de junio.
No obstante, los responsables de las búsquedas todavía no han establecido una fecha para concluir los trabajos de rastreo en la supuesta zona que ocurrió la tragedia, 1.300 kilómetros al noreste de la costa brasileña.