Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas celebra que la nueva Ley de costas arroje "seguridad jurídica" a los europeos con propiedades en el litoral

La vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Justicia, Viviane Reding, ha celebrado este viernes la reforma en España de la Ley de Costas de 1998 porque, asegura, ofrece "seguridad jurídica" a los europeos con propiedades inmobiliarias en el litoral español.
"El Gobierno español tiene razón al proteger la belleza de la costa marítima de su país y aplaudo el cuidado que demuestra al hacerlo de forma que se mejore la seguridad jurídica y los procedimientos debidos para los ciudadanos que ya poseen un bien inmobiliario en la costa española o que están pensando en adquirirlo", ha afirmado en un comunicado.
Reding se refiere a la modificación prevista en el anteproyecto de reforma para ampliar de 30 a 75 años el plazo de concesión para el disfrute de bienes situados en la zona protegida considerada de dominio público.
También valora positivamente que se introduzca la posibilidad de vender el derecho sobre el bien con autorización previa y de renovar los edificios situados en esta zona, siempre que esto no implique un cambio en el volumen, altura o superficie de la propiedad, según el Ejecutivo comunitario.
En los últimos años, tanto la Comisión Europea como el Parlamento Europeo se han hecho eco de numerosas quejas por parte de ciudadanos europeos, sobre todo británicos y alemanes, además de los españoles, que denunciaban la vulneración de sus derechos por el contenido y aplicación de esta ley.
Con el anteproyecto de reforma aprobado el 13 de junio por el Gobierno de Mariano Rajoy, Reding considera que España garantizará "una protección eficaz del medio ambiente costero al tiempo que se ofrece una mayor seguridad jurídica a los propietarios y se favorece el desarrollo de actividades económicas y de otro tipo, como el ocio y el turismo".
"La nueva ley española tiene por objeto mejorar la seguridad jurídica para los ciudadanos y las empresas europeas y, por lo tanto, también su confianza a la hora de invertir en un entorno jurídico extranjero. Esta es una buena noticia tanto para los ciudadanos como para la economía española", insiste Reding.
La vicepresidenta comunitaria, además, adelanta que el contenido completo del anteproyecto se colgará "en las próximas semanas" on line para que los interesados puedan examinarla, "comprender las consecuencias" del texto y ofrecer sus comentarios.