Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas baraja extender el permiso actual del glifosato por un periodo "más corto" hasta tener nuevos datos

La Comisión Europea ha afirmado este jueves 26 de mayo que baraja la posibilidad de renovar la autorización actual del glifosato, el principio activo utilizado en muchos herbicidas, durante un periodo "más corto" hasta conocer nuevos datos científicos sobre su toxicidad, después de que los Veintiocho dieran la semana su visto bueno a renovar el permiso.
"Hay varias opciones sobre la mesa. Es verdad que una de esas opciones es la extensión de la autorización actual por un periodo más corto, pero tenemos que ver ahora cómo van la discusiones y consultas con los Estados miembros", ha apuntado en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario de Salud y Seguridad Alimentaria, Enrico Brivio.
En este sentido, Brivio ha señalado que Bruselas "continúa asistiendo" a los socios comunitarios para encontrar una solución y que "los debates siguen en marcha" y ha subrayado que se trata de una cuestión "compleja", por lo que ha insistido en que la decisión final estará basada en criterios científicos.
Además, ha recordado que la autorización actual expira el próximo 30 de junio y que los expertos de los países de la UE, pueden ser convocados en cualquier momento si es necesario.
Los expertos de los socios comunitarios aplazaron su decisión la semana pasada tras no haber alcanzado una mayoría cualificada en el seno del Comité Permanente Plantas, Animales, Alimentos y Piensos (PAFF) a favor de la renovación del permiso. La propuesta que la Comisión Europea presentaba en aquel encuentro apostaba por una renovación durante un periodo de nueve años, hasta 2025.
Aunque el procedimiento que se aplica a este caso no exige una mayoría de Estados miembros a favor, el Ejecutivo comunitario ha dejado claro que no seguirá adelante sin una mayoría "sólida" al respecto.