Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas lanza una consulta pública para identificar deficiencias en la integración de los gitanos en la UE

La Comisión Europea ha lanzado este miércoles 19 de julio una consulta pública para recabar las opiniones de distintos colectivos para evaluar la aplicación de la estrategia europea para la integración de los gitanos e identificar sus posibles deficiencias de cara a mejorar la estrategia futura.
"Quiero utilizar esta consulta para identificar los puntos débiles en nuestras acciones. Estoy con aquellos que están excluidos o marginados", ha explicado la comisaria de Justicia, Vera Jourová, que ha pedido aprovechar la consulta para dar "pasos muy concretos y eficaces para mejorar la situación de los gitanos".
El Ejecutivo comunitario espera recabar la opinión de aquí al 25 de octubre del colectivo gitano, organizaciones de la sociedad civil, organizaciones internacionales, empresas y de las autoridades de cara a mejorar la futura estrategia más allá de 2020 para contribuir a la integración de los gitanos.
Los Gobiernos europeos han puesto en marcha estrategias nacionales para la integración de la comunidad gitana en base al marco europeo adoptado en 2011 con el objetivo de promover su inclusión socioeconómica y combatir su discriminación y la posterior adopción del primer instrumento legal comunitario que recomienda promover medidas de integración concretas para los gitanos.
El Ejecutivo comunitario ha querido lanzar ahora la consulta pública en el ecuador de la aplicación de las estrategias a fin de identificar las áreas que requieren más esfuerzos antes de que se elabore la futura estrategia y evaluará, entre otros, la eficacia de los instrumentos financieros y legales adoptados hasta ahora.
Unos 80.000 millones de euros del presupuesto europeo se invertirán entre el 2014 y el 2020 en el capital humano e inclusión social a través del Fondo Social Europeo y al menos el 20 % se destinará para combatir la exclusión social y la pobreza, incluido para proyectos de integración de romaníes, frente al actual 17 %, según cifras del Ejecutivo comunitario.