Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas propone suspender la exportación de objetos de marfil antiguos para combatir el tráfico de fauna salvaje

La Comisión Europea ha adelantado que elaborará a finales de año unas directrices destinadas a suspender la exportación desde la Unión Europea de objetos de marfil antiguos, dentro del plan de acción para combatir el tráfico de especies salvajes que ha presentado este viernes.
El paquete está compuesto por un total de 32 medidas que se deberán implementar hasta 2020 por parte de la UE como de los Estados miembro. Además, forma parte del plan de acción para reforzar la lucha contra la financiación del terrorismo y se presentará en las próximas semanas a los países de la UE para su aprobación.
El plan se centra en tres principales prioridades: prevenir el tráfico y reducir la oferta y la demanda de productos de especies silvestres de origen ilegal, reforzar la aplicación de normas existentes y combatir con mayor efectividad la delincuencia organizada mediante una mayor cooperación entre las fuerzas y cuerpos de seguridad competentes (como la Europol), e impulsar la cooperación entre los países de origen, tránsito y destino.
Para el último de los objetivos, el Ejecutivo comunitario propone emplear, entre otros medios, una contribución financiera estratégica de la UE que permita luchar contra el tráfico en los propios países de origen, ayudar a construir la capacidad necesaria para las tareas de represión y aportar en el largo plazo las fuentes de ingresos que precisan las comunidades rurales de las zonas donde abunda la fauna salvaje.
Según los datos de la Comisión, se ha registrado un "drástico" repunte del tráfico de especies silvestres en los últimos años y se calcula que anualmente pasan por las manos de grupos de delincuencia organizada entre 8.000 y 20.000 millones de euros.
Así, la UE es una región de destino, origen y tránsito para el tráfico de especies en peligro de extinción. En concreto, a lo largo de 2014 se mataron más de 20.000 elefantes y de 1.200 rinocerontes, según datos del Ejecutivo comunitario, que ha cifrado en 700 millones de euros para el periodo entre 2014 y 2020 su aportación a los esfuerzos de conservación en África.
La Alta Representante de Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha destacado que el tráfico de especies silvestres y la caza furtiva "son vectores de inseguridad e inestabilidad en varios países y regiones", así como "actividades que pueden aportar recursos a grupos armados y fomentar la corrupción".
"Contra ellas tenemos que forjar estrechos lazos de asociación que nos permitan trabajar con los países que forman parte de la cadena de tráfico. La UE está dispuesta a colaborar con sus socios para poner fin a esta forma de tráfico y prestar apoyo a las comunidades afectadas", ha añadido.
Por su parte, el comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, ha asegurado que el tráfico de especies silvestres "constituye una gran amenaza" para la sostenibilidad, por lo que es necesario "combatirlo en varios frentes".
"Al ritmo actual, un niño que nazca hoy verá los últimos elefantes y rinocerontes salvajes antes de cumplir sus 25 años. El nuevo plan de acción pone en negro sobre blanco nuestro compromiso de poner fin a esta actividad delictiva, aunando sobre el terreno voluntad política y la acción", ha manifestado.