Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bruselas insta a trasponer "cuanto antes" la directiva del Tabaco a los países que aún no lo han hecho, como España

La Comisión Europea ha instado este viernes a todos los países de la Unión Europea que no han transpuesto a sus legislaciones nacionales la directiva de Tabaco, entre ellos España, a hacerlo "cuanto antes" y a asegurar una aplicación "efectiva" de las nuevas normas, justo en el día que está estipulado como fecha límite para cumplir con este procedimiento.
"Desde hoy, todos los países de la UE deben cumplir con la directiva de Productos de Tabaco, cuyas medidas tienen el objetivo de reducir el número de fumadores, con un foco particular en disuadir a la población joven de comenzar a fumar y de asegurar que los ciudadanos son completamente conscientes de los efectos perjudiciales del tabaco", ha señalado el comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis.
Este mismo jueves, fuente del Ministerio de Sanidad consultadas por Europa Press confirmaron que "se trabaja para que esté (el proceso de transposición) esté listo lo antes posible", aunque "requiere cambios legislativos que no se pueden abordar ahora", al haber un Gobierno en funciones.
La Directiva, entre otras cuestiones, endurece las normas relativas a la manera de fabricar, producir y presentar en la UE este tipo de productos -cigarrillos, tabaco de liar, tabaco de pila, puritos, tabaco de uso oral, cigarrillos electrónicos y productos a base de hierbas para fumar - e introduce normas aplicables a determinados productos relacionados con el tabaco.
El comisario lituano ha señalado además que los beneficios de reducir las tasa de tabaquismo son "claros" y que, de esta forma, "la población no solo disfruta de una mejor salud y bienestar y se reducen las tasas da enfermedades crónicas y muertes prematuras" si no que "supone beneficios económicos sustanciales".
En concreto, Andriukaitis ha señalado que una reducción en el consumo de tabaco del 2% se traduce en unos ahorros de aproximadamente 506 millones de euros en la UE.
Por otra parte, el comisario del ramo ha defendido que la nueva legislación comunitaria jugará un "papel vital" para "amplificar y consolidar" los progresos alcanzados hasta ahora, lo que hace de la directiva del Tabaco "un verdadero triunfo y un legado duradero para la salud pública" en la Unión.