Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Buscan a una chica de 15 años que el lunes se fue de casa en Robledo de Chavela (Madrid) tras discutir con sus padres

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil buscan a una chica de 15 años que este lunes se marchó de su casa, en Robledo de Chavela (Madrid), tras discutir con sus padres, que le habían castigado sin móvil, y que lleva sin tomar la medicación de la que precisa desde entonces.
La joven, que se llama Roxana María R., mide 1,70 metros, tiene los ojos marrones y el pelo teñido de color azul, ha informado su madre a Europa Press.
La menor estaba castigada sin salir de casa por mentir y el lunes por la mañana sus padres se pusieron de acuerdo para castigarle sin teléfono móvil una semana. La joven se enfadó, hizo la maleta y a las 10 horas abandonó su casa vestida con unas mallas y una camiseta negra, ha indicado su madre.
Cuando se fue Roxana, su madre cogió su propio móvil, que su hija también solía utilizar, y contactó con su mejor amigo, que le dijo que probablemente estaría con su novio. Ella desconocía que tuviera uno. De hecho, su hija le había dicho que este chico, de 22 años, que solía venir a su casa a estudiar matemáticas era novio de una amiga suya.
A pesar de no conocer a este otro chico le llamó varias veces por teléfono sin obtener respuesta, ya que o estaba apagado o no lo cogía.
Por otra parte, la familia ha presentado una denuncia en Robledo de Chavela y también en La Latina, en Madrid, para dar con su hija, pero a él no saben cómo encontrarle por si pudiera estar con ella.
Un problema que agrava la situación es que la joven de 15 años toma medicación. Todo comenzó cuando fue víctima del bullying en el colegio debido a su peso. Desde entonces se ha autolesionado y ha intentado quitarse la vida, ha relatado la madre, que lamenta que desde el lunes ni ha acudido al psicólogo, ni ha tomado la medicación que debe.