Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un butrón que iba a ser el atraco perfecto

Trabajaron durante meses para el que creían iba a ser un atraco perfecto. Desde una casa desocupada cavaron --a mano-- un túnel de 150 metros para meterse en la cámara acorazada de un banco de Elche. Pero algo salió mal porque cuando este fin de semana llegaron a la caja del tesoro, la alarma alertó a la policía y tuvieron que huir con las manos vacías.