Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO valora que el SNS siga estando "bien valorado" por los ciudadanos, pese a los recortes

La Secretaría Confederal de Protección Social y Políticas Públicas de CC.OO ha valorado positivamente que el Sistema Nacional de Salud (SNS) siga estando "bien valorado" por los ciudadanos, pese a los recortes que se han producido en el sector.
El sindicato se ha pronunciado así en un informe elaborado con motivo de la publicación del Barómetro Sanitario 2013, realizado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Ahí, la organización ha recordado que "en todos los tipos de atención" la sanidad pública es la primera opción, aunque la diferencia en los porcentajes entre primaria (68%) y especializada (53%) son "significativos".
"La proximidad de los centros de atención primaria, la oferta y los medios en la Atención Especializada y la hospitalaria, así como el buen trato recibido por los profesionales sanitarios son los aspectos mejor valorados. Por el contrario, los tiempos en la gestión y la espera constituyen el aspecto más crítico del sistema, junto a las carencias de información que se reflejan en el Barómetro Sanitario", ha recalcado.
No obstante, a juicio de CC.OO, esta positiva valoración "no oculta" el deterioro percibido en los últimos años ya que, tal y como ha comentado, hay que remontarse a 1998 para encontrar un dato de valoración positiva como el de 2013, apreciándose una fuerte caída del porcentaje desde 2010, cuando el 74 por ciento de la población consideraba que el sistema sanitario público funcionaba bien o bastante bien.
En este sentido, ha avisado de que desde el inicio de la crisis se disparan los porcentajes de población que consideran que la asistencia está empeorando, puesto que un 28 por ciento lo ven así en Atención Primaria, cuando en 2010 este porcentaje no superaba el 8 por ciento; y un 33 por ciento considera que la situación ha empeorado en la Atención Especializada, cuando tres años antes era sólo el 9 por ciento.
Igualmente, prosigue, se aprecia este giro en la atención hospitalaria, pasando del 7 por ciento en 2010 al 32 por ciento en 2013; y el 39 por ciento considera que en urgencias las cosas han empeorado, aunque en este caso sólo tenemos la referencia del año anterior, 2012, cuando el porcentaje era el 28 por ciento.
"Los recortes están deteriorando la imagen de la sanidad pública y cada es mayor la proporción de la población que considera que la atención sanitaria está empeorando. Por último, debemos destacar que al estar las competencias sanitarias transferidas y gestionadas por los diferentes servicios públicos de salud, hay una gran variación territorial. Por ejemplo, ateniéndonos a la valoración global, podemos señalar que Canarias está por debajo del umbral que podríamos considerar mínimo, mientras que Asturias, Navarra, País Vasco y Galicia se encuentran por encima del umbral máximo", ha argumentado.
"FUERTE DETERIORO" DE LA SITUACIÓN DE CASTILLA-LA MANCHA
Asimismo, el sindicato ha señalado que el Barómetro señala un "fuerte deterioro" de la situación en Castilla-La Mancha, región en la que el 14 por ciento considera que el sistema sanitario "está tan mal que habría que rehacerlo".
De hecho, según ha asegurado, no sólo supera ampliamente la media estatal del 6 por ciento, sino que en 2010 este porcentaje sólo era el 3 por ciento. También ha destacado el caso de Baleares, que pasa del 2 por ciento en 2011 al 11 por ciento en 2013.
"Otra aproximación a la opinión sobre el sector público sanitario es analizar dónde optaría la población por la atención en centros privados antes que en los públicos. Así es, por ejemplo, en Ceuta y Melilla en todos los niveles de asistencia sanitaria. En Baleares en toda la Atención Especializada, incluyendo la hospitalaria. Y en Canarias, en la Atención Especializada", ha apostillado.
Dicho esto, ha indicado que también hay "diferencias" al preguntar para saber cuántas personas consideran que ha empeorado la atención, puesto que el 45 por ciento lo aprecia así en Cataluña en relación con la atención primaria, y no es el único ámbito de esta Comunidad en la que se ve así. Además, recalca, en especializada el porcentaje es el 47 por ciento y en hospitalaria en 49 por ciento. Del mismo modo, ha destacado el empeoramiento en Atención Primaria percibido en Baleares (37%), Castilla-La Mancha (35%), Madrid (33%) y Comunidad Valenciana (31%).
"En Atención Especializada lo vemos en Navarra, con un 45 por ciento considerando que hay un empeoramiento, porcentaje que es incluso superior en esta Comunidad cuando se pregunta sobre la atención hospitalaria, con un 47 por ciento considerando que se da un empeoramiento. En hospitalaria hay que destacar también el caso de Castilla-La Mancha, donde el porcentaje alcanza el 41 por ciento. De nuevo conviene recordar que en 2010 estos porcentajes solían estar por debajo del 10 por ciento", ha indicado.
En definitiva, el sindicato ha advertido del deterioro en todas las comunidades y en todos los niveles de atención, aunque con distinta intensidad en los servicios autonómicos de salud. "Quizás esto explique que se perciba la Comunidad de residencia como el origen de diferencias en la atención y que sea tan amplio (83%) el apoyo de la población a la necesidad de ponerse de acuerdo entre todas las comunidades para ofrecer nuevos servicios a los ciudadanos", ha zanjado.