Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO recurre los cuestionarios de contexto de la 'reválida' de Primaria por "vulnerar la intimidad" de los menores

CEAPA pide a las familias que no los rellenen
La Federación de Enseñanza de CC.OO (FE-CC.OO) ha interpuesto un recurso contencioso administrativo ante el Juzgado Central contra la Resolución del 30 de marzo de 2016 del Ministerio de Educación por la que se definen los cuestionarios de contexto --dirigidos al centro, a las familias y al alumno--, al entender que pueden vulnerar el derecho a la intimidad, la Ley de Protección de Datos, la Constitución Española o la Declaración de los Derechos del Niño.
En un comunicado, FE-CC.OO apunta que los cuestionarios de contexto, regulados por el ministerio para Ceuta y Melilla, así como los elaborados por algunas comunidades autónomas, para conocer el nivel socioeconómico de los centros educativos, son "un ejemplo de falta de rigor técnico, además de simplistas, subjetivos y sesgados".
A juicio de FE-CC.OO, estos test tienen un formato similar a las encuestas de satisfacción de los clientes que llevan a cabo las empresas y son "irrespetuosos para con las familias, el alumnado, el profesorado, los equipos directivos y los centros educativos".
Esta organización alerta de que tal y como se formulan los cuestionarios, las familias pueden "achacar" al centro educativo, a su equipo directivo o al profesorado, problemas que tienen que ver, a su entender, "con la falta de recursos, consecuencia de los recortes educativos".
También advierte de que los profesores o directores pueden ser "evaluados sumariamente" del 1 al 5 con un par de sencillas preguntas; el alumnado de 11 años puede opinar sobre la metodología de trabajo en el aula; las familias han de dar cuenta de si en casa se trabaja con la prensa diaria o si se consultan enciclopedias; o las horas de trabajo para hacer deberes, "en una edad en la que tal extremo es discutible", apostilla el sindicado.
Además del recurso, este sindicato va a promover un "cuestionario de contexto alternativo" entre el profesorado para conocer las consecuencias que los recortes pudieran tener sobre la calidad de la enseñanza, así como la opinión de las administraciones educativas promotoras de los mismos.
CONSEJO ESCOLAR PIDIÓ MAYOR CONFIDENCIALIDAD
El Consejo Escolar del Estado aprobó el pasado 20 de abril un dictamen en el que advertía de la necesidad de reforzar las garantías de anonimato de las pruebas y cuestionarios de contexto que acompañan a la evaluación de 6º de Primaria. Por ejemplo, sugería que "únicamente" la Administración pudiera relacionar el código del cuestionario con el alumno correspondiente.
Este órgano consultivo, en el que está representada toda la comunidad educativa --padres, alumnos y sindicatos-- alertaba en su resolución sobre la fiabilidad de la información resultante de la encuesta, al entender inadecuado que estos cuestionarios sobre aspectos relacionados con "temas tan delicados" tuvieran que contestarlos niños con edades comprendidas entre 11 y 12 años.
Frente a estos test de contexto, la Confederación de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) ha pedido a las familias que no los rellenen porque considera que el objetivo del Ministerio de Educación es "segregar a las familias y al alumnado dependiendo de su situación económica, social, laboral, formativa y de su nacionalidad".
Asimismo, alerta de que les quiere hacer "responsables" de los resultados del sistema educativo, con "intención de desviar la atención sobre los efectos demoledores que han supuesto los recortes".