Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO. propone una oferta excepcional de casi 94.000 plazas para la sanidad pública

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras (CC.OO.) ha exigido la convocatoria de una oferta de empleo público excepcional de un total de 93.573 plazas en el Sistema Nacional de Salud (SNS), dentro de las más de 356.000 reclamadas por este sindicato para el conjunto de las administraciones públicas.
Esta entidad ha realizado un estudio que revela que si hay voluntad política es posible hacerlo "sin que ello conlleve incremento presupuestario alguno" ya que son plazas presupuestadas que o bien están ocupadas por personal interino o bien se encuentran sin ocupar.
Estas plazas se han cuantificado por comunidades autónomas, de modo que la que más necesitaría sería Andalucía (20.490), seguida de Comunidad Valenciana (12.503), Aragón (10.254), Cataluña (9.415), Madrid (8.100), País Vasco (4.533), Canarias (3.816), Murcia (3.709), Galicia (3.527), Castilla y León (3.080), Asturias (3.026), Baleares (2.589), Extremadura (2.522), Cantabria (2.342), Navarra (1.500), Castilla-La Mancha (1.260), La Rioja (671), y Ceuta y Melilla (236).
El secretario general de FSS-CCOO, Antonio Cabrera, asegura que lograr que finalmente se pueda convocar esta OEP excepcional "va a significar que las condiciones laborales en el ámbito sanitario mejoren ampliamente y que los usuarios perciban directamente una mayor y mejor calidad asistencial".
Además de esta petición, también van a seguir exigiendo la recuperación de derechos arrebatados injustamente, entre los que se encuentra la jornada semanal de 35 horas.
Una de las características que más destaca en el empleo público sanitario es el envejecimiento de las plantillas y su necesaria renovación. Si se atendiese esta demanda de CCOO, se atenuaría de manera importante este problema, así como se conseguiría reducir de manera sustancial el porcentaje de temporalidad en el SNS, que actualmente se sitúa en el 30,48 por ciento del personal asalariado.