Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CC.OO dice que cobrar 10 euros por la tarjeta sanitaria es hacer pagar por "un nuevo impuesto encubierto"

El sindicato Comisiones Obreras (CC.OO) ha señalado --tras reunirse con el nuevo consejero de Sanidad, Antoni Mesquida--, que cobrar 10 euros por una tarjeta sanitaria "carente de chip o de cualquier tecnología que en un principio se había previsto" es hacer pagar por un "nuevo impuesto encubierto".
En dicha reunión, el sindicato ha mostrado su "preocupación por la falta de diálogo con el equipo anterior" y ha pedido a Mesquida que "en esta nueva etapa la relación esté abierta al diálogo y al debate".
Entre las reivindicaciones del sindicato están las relacionadas con el cierre del Hospital General y el Joan March, la cuestión del pago del aparcamiento de Son Espases, los retrasos en el pago de los conciertos del sector de la dependencia o la aplicación de las 37,5 horas semanales.
El consejero --según relata CC.OO-- ha apelado "al sentido común sin aclarar las medidas" que el nuevo equipo "tomará ante la situación preocupante que atraviesa la sanidad balear".
Respecto a la aplicación de las 37,5 horas semanas, Mesquida ha abogado por "una implantación estudiada" que repercuta directamente en la asistencia y en la que no valora "el reconocimiento del solape de jornada", ya que, según el conseller, "todos los actos asistenciales deben reflejarse en las historias clínicas".
CC.OO ha pedido a Mesquida "la gratuidad" del aparcamiento de Son Espases y le ha expresado su "indignación" por los costos abusivos que originan a usuarios y trabajadores.
Ante esto, CC.OO ha propuesto, "en último extremo", otras vías como la "adecuación de un aparcamiento público y gratuito en condiciones de accesibilidad adecuadas".
En relación al retraso de los pagos en dependencia, Mesquida ha afirmado que el problema era "la falta de la firma del convenio", el cual "ya ha sido firmado" y que "ahora es obligación de las empresas el pago a los trabajadores".
Según ha informado en un comunicado, la primera reunión entre el consejero de Sanidad y el sindicato tuvo lugar este viernes.