Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CEAPA pide a las familias que tampoco rellenen los cuestionarios de la 'reválida' de Primaria por "segregadores"

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), mayoritaria en la enseñanza pública, pide a las familias con hijos en edad escolar que no cumplimenten los cuestionarios de contexto diseñados por el Ministerio de Educación y complementarios a la evaluación de sexto de Primaria, la llamada 'reválida'. También pidió a las familias que no lleven a sus hijos al centro el día de la prueba.
En los cuestionarios, que para CEAPA son "segregadores", se pregunta a los padres desde el número de libros que tienen en casa hasta su nivel de estudios, y a los hijos, si han repetido algún curso o qué tiempo dedican a hacer los deberes.
"La intencionalidad de los cuestionarios es segregar a las familias y al alumnado dependiendo de su situación económica, social, laboral, formativa y de su nacionalidad, haciéndoles responsables de los resultados del sistema educativo, con intención de desviar la atención sobre los efectos demoledores que han supuesto los recortes", denuncia CEAPA, al tiempo que advierte de que se pretende hacer de forma "sesgada" un "ránking" de centros.
Además, recuerda que los datos personales de las familias ya los tiene la administración tanto en las declaraciones de Hacienda como en los impresos de matrícula. Por ello, invita a las familias a no completar los cuestionarios, limitándose a firmarlos y poniendo una anotación pidiéndole al Ministerio que recaude los datos de los archivos correspondientes.
Para CEAPA, "el éxito escolar no debe depender de la nacionalidad del alumnado, la situación laboral de su familia, el color de su piel, de dónde haya nacido, de los estudios de sus padres, de las creencias de su familia, del tipo de familia que sea, de la orientación sexual o del número de miembros de la familias".
CEAPA se opone a la realización de las evaluaciones en sexto de Primaria, tal y como adelantó Europa Press la pasada semana, y aconseja a las familias que están en contra que no lleven a sus hijos al colegio los días en que se realicen las pruebas para evitar que sean examinados. Lo mismo propone con la evaluación de 3º de Primaria, como ya anunció el pasado curso.
En este sentido, reclama a las comunidades autónomas gobernadas por partidos diferentes al del gobierno en funciones y que han apoyado la Proposición No de Ley aprobada en el Parlamento que pedía la paralización de la implantación de la LOMCE, que sean "consecuentes" y "regulen las reválidas de tal forma que no afecte ni anímica ni académicamente al alumnado".
"En nuestro sistema educativo, nuestras hijas e hijos ya son sometidos a exámenes suficientes, más bien excesivos, como para que el profesorado tenga la información necesaria para evaluar sus conocimientos, pero por lo que parece, la intencionalidad del Gobierno en funciones es poner un camino de pruebas, competiciones, trabas y rivalidades para aislar a los más desfavorecidos y apartarlos del sistema", subraya.
Por el contrario, la Confederación Católica de Padres de alumnos (CONCAPA), defiende que "donde tienen que estar los niños es el colegio" y que están "acostumbrados" a ser evaluados de forma sistemática durante el curso por lo que estas pruebas no deben suponer "nada extraordinario" para ellos.
En declaraciones a Europa Press, el presidente de esta organización de padres, mayoritaria en la enseñanza concertada, Pedro Caballero, lamentó el "desconcierto" generado en los alumnos y sus familias por las comunidades autónomas que plantean evaluaciones alternativas a la que establece la ley educativa y que todavía no han comunicado cómo ni cuándo van a aplicarlas.
FECHAS DE LAS EVALUACIONES
Esta semana, las comunidades gobernadas por el PP van a poner en marcha las evaluaciones con arreglo al decreto del Gobierno del pasado 20 de noviembre, que regula las características de estas pruebas. Madrid, Castilla y León y La Rioja harán la evaluación de 6º de Primaria el 11 y el 12 de mayo; Galicia, 11, 12 y 13 de mayo y Murcia del 16 al 19. En Ceuta y Melilla, que pertenecen al ámbito de gestión del ministerio, las pruebas están previstas el 10 y 11 de mayo.
Las comunidades socialistas no han cerrado la fecha para que los profesores hagan los informes de sus alumnos. Sólo la consejera de Educación andaluza, Adelaida de la Calle, indicó este jueves 5 de mayo que en su región se hará esta evaluación "individualizada" la primera quincena de junio.
Por su parte, Navarra va a aplicar su propio sistema, implantado hace años, que consiste en pruebas "diagnósticas", y con "toda probabilidad" se harán la segunda quincena de mayo, según han indicado a Europa Press fuentes del departamento de Educación de esta comunidad.
Canarias va a hacer algo similar a Navarra y País Vasco siendo la única comunidad en la que no se aplique ningún sistema de evaluación. Desde la Consejería vasca de Educación han asegurado que están diseñando sus propias pruebas, pero que no las implantarán este curso por falta de tiempo.
El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha convocado a los consejeros del ramo de las comunidades autónomas a la Conferencia Sectorial de Educación el próximo viernes 13 de mayo.