Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CEAR exige a Europa que no deje a los refugiados varados en Turquía

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha alertado este jueves, cuando se inicia el Consejo Europeo de Ministros, de que las medidas que van a discutir pueden dejar a "miles de refugiados atrapados en Turquía", país que no es firmante de los Acuerdos de Ginebra que regulan el derecho de asilo.
"Por desgracia, los líderes europeos parecen más preocupados en alejar a las personas que huyen de conflictos, más que en aportar soluciones y asumir responsabilidades para resolver su situación", afirma la secretaria general de la entidad, Estrella Galán.
Según CEAR, tras el acuerdo firmado el pasado noviembre entre la Unión Europea y Turquía, este país ha legalizado el acceso al mercado de trabajo a las personas refugiadas, pero todavía es pronto para evaluar su impacto, y en cualquier caso, "sigue sin respetar sus derechos humanos ni ofrecerles una protección adecuada".
La organización advierte además de que la propuesta de aislar a Grecia del espacio Schengen "no es la solución, sino una nueva barrera que los refugiados acabarían sorteando a través de vías más peligrosas". "El problema no es Schengen, es la falta de voluntad política de los Estados europeos a la hora de cumplir lo acordado y apoyar a los países que reciben un mayor número de personas, como Grecia en este momento", apunta Galán.
En este sentido, CEAR reclama a los miembros del próximo Consejo Europeo a que analicen por qué ha fallado el actual proceso de reubicación en terceros Estados miembros de los refugiados que ya están en suelo europeo --sólo 583 reubicados de los 160.000 previstos-- y se ponga en marcha un mecanismo permanente que permita agilizar este proceso.
Para ello, los Estados deben enviar misiones estables de funcionarios de enlace en coordinación con los ministerios competentes de Italia y Grecia, que garanticen las salidas de grupos de reubicación de forma permanente.
Además, desde la entidad recuerdan que si Europa sigue reforzando las fronteras sin garantizar vías legales y seguras de acceso a territorio miles de personas seguirán muriendo en el mar, por lo que en 2016 se podrían superar los 3.700 fallecidos que se produjeron el pasado año.
En ese sentido, CEAR exige que se active el proceso de reasentamiento y se amplíen las cifras acordadas al respeto, dado que la inmensa mayoría de las personas que huyen de la guerra permanecen en los países vecinos a los conflictos.
Por lo que respecta al Gobierno español en funciones, CEAR le exige que se posicione en el Consejo Europeo contra de la firma y aplicación de acuerdos de retorno y readmisión con países que no respetan los derechos humanos.
Asimismo, reclama que apoye la ayuda humanitaria a Siria y a los países del entorno, que apueste por vías legales y seguras de acceso tanto desde los países limítrofes a Siria como en la ruta de los Balcanes y que no apoye medidas como la imposición de un visado para sirios que viajen a Turquía desde un tercer país.
Por último, le exigen que agilice de forma inmediata la reubicación desde Italia y Grecia de las 9.323 a las que se comprometió, así como el reasentamiento de 1.449 refugiados provenientes de países que no pertenecen a la Unión Europea.