Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CEAR afirma que el caso de Osman, el niño refugiado que viaja hoy a España, es la prueba de que querer es poder

Bomberos en Acción y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) han mostrado en un comunicado conjunto su satisfacción por la llegada a España este martes 10 de mayo de Osman, un niño afgano con parálisis cerebral que malvivía con su familia en el campo de refugiados de Idomeni. Aseguran que es la prueba de que "cuando se quiere, se puede".
Ambas entidades se felicitan por "la disponibilidad y agilidad del Gobierno en las gestiones de este traslado", al tiempo que reclaman "esta eficacia en otros casos vulnerables y esta misma voluntad en agilizar el proceso de reubicación".
"El caso de Osman nos demuestra que cuando las instituciones quieren y ponen los medios a su alcance se puede solucionar situaciones como la de Osman", afirma el presidente de Bomberos en Acción, Joaquín Ruiz. Mientras, la secretaria general de CEAR, Estrella Galán, platea su preocupación por "tantos otros niños y niñas que siguen atrapados en las fronteras de la insolidaridad europea".
Bomberos en Acción inició la solicitud al Gobierno para el traslado de Osman a España desde Idomeni con el asesoramiento de CEAR. Ambas entidades quieren agradecer a los más de 168.000 firmantes que apoyaron esta petición convirtiendo este caso "en un clamor imposible de no escuchar".
Por su parte, CEAR Valencia, que acompañará todo el proceso de integración de la familia, ya ha iniciado los trámites para solicitar asilo en España.