Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CICR reparte alimentos entre 420.000 personas especialmente vulnerables en la capital de Somalia

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) acaba de finalizar en Mogadiscio, la capital de Somalia, la distribución de alimentos básicos entre unas 420.000 personas especialmente vulnerables, entre ellas desplazados, huérfanos, ancianos y discapacitados, para un periodo de un mes.
Mohamed Sheij Ali, coordinador de los programas de seguridad económica del CICR en Somalia, ha explicado en un comunicado que "debido al gran número de desplazados internos presentes en Mogadiscio, algunos huidos recientemente de los enfrentamientos librados en el corredor de Afgoye, las personas más vulnerables tienen dificultades para conseguir alimentos regularmente".
"La presión demográfica sobre los mercados, unida a la caída de la producción alimentaria ocasionada por el conflicto y a las lluvias irregulares, han mermado considerablemente la disponibilidad de víveres. Esto, a su vez, ha encarecido su coste en los núcleos urbanos y ha hecho que muchos alimentos básicos sean inaccesibles para los más necesitados", ha declarado.
El CICR y la Media Luna Roja Somalí han colaborado con otras organizaciones humanitarias para llevar a cabo estas distribuciones de alimentos, que incluyen arroz, judías, aceite y una mezcla de maíz y soja.
Además, el pasado fin de semana, el CICR repartió raciones de alimentos y dátiles a cerca de mil detenidos custodiados por las autoridades somalíes en Mogadiscio. La organización había reanudado el mayo sus visitas a los detenidos en la capital, en particular a las personas encarceladas en relación con el conflicto, a fin de comprobar sus condiciones de detención y el trato que reciben.
Hichem Jadhraoui, que coordina algunas de las actividades del CICR en Somalia (incluidas aquellas en favor de los detenidos), ha señalado que esas visitas responden al objetivo de "proteger a las personas en situaciones de conflicto armado". "Allí donde se nos necesita, ayudamos a las autoridades a mejorar las condiciones de detención", ha añadido.
En los últimos tres meses, la organización humanitaria --que trabaja en Somalia desde 1977-- también ha proporcionado a los detenidos de Mogadiscio artículos de primera necesidad como mantas, colchonetas, productos de aseo, sandalias y ropa.