Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CIE de Aluche (Madrid) deberá comunicar a los internos su expulsión con 12 horas de antelación

El Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche deberá comunicar a los internos con un plazo de 12 horas de antelación, y sin computar las horas nocturnas, su expulsión, según ha informado SOS Racismo Madrid tras tener conocimiento de el acuerdo adoptado por los juzgado de instrucción nº 6, 19 y 20 de Madrid.
El 18 de marzo de 2014 el juzgado de instrucción nº 6 de Madrid acordó que las horas nocturnas (entre las 20 horas y las 8 horas del día siguiente) no deben computar en el plazo legal de notificación de 12 horas, para que las personas internas puedan "avisar a sus parientes o conocidos de España o de su país de llegada, a fin de posibilitar la organización del regreso". En el presente acuerdo, los juzgados de control del CIE de Aluche insisten en "el derecho de los internos a estar informados de su situación, y el derecho fundamental a un trato digno", según ha informadao SOS Racismo.
SOS Racismo Madrid, en sus visitas diarias de acompañamiento y monitorización al CIE de Aluche, sostiene que ha constatado que el plazo se ha incumplido en numerosas ocasiones, "atentando contra los derechos y la dignidad de las personas internas".
Por este motivo han recordado a la dirección del CIE de Aluche su obligación de "respetar los derechos de las personas internas" y ha expresado su confianza en que "este acuerdo sirva para poner fin a la práctica continuada de no notificar con suficiente antelación la orden de expulsión".
La organización ha solicitado en varias ocasiones "el cierre definitivo" de todos los CIEs y la "reforma integral de la política de extranjería actual, orientada a la exclusión y la discriminación, en lugar de a la convivencia y la igualdad de derechos".