Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CMRB reconoce la calidad de Izpisúa pero subraya la "necesidad inexcusable" de cambios

El Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona (CMRB) ha reconocido este miércoles la calidad de la investigación de su hasta ahora director, Juan Carlos Izpisúa, aunque ha subrayado la "necesidad inexcusable de cambiar aspectos relevantes" en la gestión y organización del centro.
El centro ha explicado así en un comunicado el relevo de Izpisúa, uno de los científicos más reputados a nivel mundial en el campo de la medicina regenerativa, y que será sustituido por el profesor Icrea y hasta ahora coordinador científico del CMRB, Ángel Raya.
El patronato del centro, integrado por la Generalitat, el Instituto de Salud Carlos III, las universidades de Barcelona (UB), Autònoma de Barcelona (UAB) y Pompeu Fabra (UPF) y el Ayuntamiento de Barcelona, se ha mostrado convencido de que proseguirá la "excelencia científica" y los proyectos de investigación iniciados.
Asimismo, ha asegurado que quiere seguir siendo un "referente internacional" en medicina regenerativa y en su aplicación en beneficio del enfermo.
Izpisúa, que también trabaja en el Instituto Salk de Estudios Biológicos de La Jolla, en California (EE.UU.), y ha publicado alrededor de 200 artículos científicos, es el autor de un estudio sobre la posible creación en el laboratorio de "mini-riñones" a partir de células madres, considerado uno de los diez hitos científicos de 2013 por la revista 'Science'.
El CMRB surgió en 2004 tras un acuerdo de colaboración entre Generalitat y Gobierno, después de la aprobación en 2003 de la ley de reproducción asistida que hizo posible investigar con embriones humanos y células madre.