Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CNPT se muestra a favor de las medidas restrictivas de la OMS sobre el uso del cigarrillo electrónico

El delegado del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) Rodrigo Córdoba se manifiesta favor de las medidas reguladoras sobre el uso del cigarrillo electrónico que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho públicas a través de un informe, y que ya venía anunciando desde hace meses, entre las que destacan la prohibición de su uso en espacios cerrados, de la publicidad sobre el producto y de la venta a menores, entre otras.
"El Comité se muestra totalmente de acuerdo con la OMS, ya que la evidencia científica dice que es un producto que no resulta útil para dejar de fumar y que puede utilizarse en los menores para introducirse en la adicción a la nicotina y a otras drogas", asegura el delegado en declaraciones a Europa Press.
"Si bien los vapores que desprende son menos tóxicos que los de tabaco, son entre seis y ocho veces más contaminantes que los niveles de seguridad que establece la OMS", agrega.
Antes de la aprobación del informe, "en España han caído las ventas de este producto entre un 60 y un 80 por ciento, importante bajada que han experimentado muchos otros países". A su juicio, esto es debido a que la información que han dado los vendedores "no coincide con la realidad y se han sembrado unas expectativas que no son correctas".
Como por ejemplo, añade, que "es un producto para dejar de fumar" o que "el vapor es inocuo" y, en su opinión, ambas afirmaciones "no son ciertas", además "puede inducir a los menores a hacerse adictos a la nicotina".
"No con esto estamos defendiendo desde el Comité que se prohíba la venta de cigarrillos electronicos, ya que a nivel individual siempre va a existir alguien que pueda encontrarles una utilidad, pero de eso a permitir que se consuma en espacios públicos hay mucha distancia, aclara".
Por último, el miembro del Comité deposita su confianza en los países pertenecientes a la OMS, que son los que legislarán estas medidas el próximo mes de octubre, y espera que "lo hagan correctamente".