Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSI-F exige la apertura "inmediata" de la Mesa de Educación ante los "nefastos resultados" del último informe PISA

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) ha exigido la apertura "inmediata" de la Mesa de Educación ante los "nefastos resultados" del último informe PISA que "ratifican las carencias" del sistema educativo español.
Según el sindicato, además, el informe Eurostat "certifica la reducción del gasto público en educación en más de 6.800 millones euros, pasando del 5,07 por ciento del PIB de 2009 al 4,76 por ciento de 2012".
CSI-F sostiene que los resultados de estos dos informes indican que la educación española presenta "graves deficiencias que urge corregir" por lo que ha exigido la apertura "inmediata" de la Mesa de Educación, la "negociación real" de las condiciones laborales y profesionales, la retirada de los RD 14/2012 y 20/2012, la tasa de reposición al 100 por 100 y la recuperación de la inversión en la educación pública.
"A pesar de los problemas y de tantas declaraciones de políticos y responsables del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte hablando de la importancia de la educación, los sindicatos llevamos cinco meses esperando la propuesta de Estatuto Docente que se comprometió a presentarnos el día 26 de noviembre de 2013 en el plazo de un mes", ha añadido CSI-F.
Dicho esto, ha criticado "la falta de seriedad y de respeto no sólo a las organizaciones sindicales representativas del profesorado, sino también al colectivo docente y a toda la sociedad". "Los profesores de la enseñanza pública se sienten saqueados y agredidos con los brutales recortes salariales y el deterioro y endurecimiento de sus condiciones laborales", ha subrayado.
Por último, CSI-F reclama un pacto por la Educación que favorezca un sistema educativo "estable" y que, "a partir de criterios profesionales, establezca un sistema educativo igualitario y homogéneo, fundamentado en una apuesta clara por la educación pública".