Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSI-F reclama ante el Ministerio de Sanidad que se mantenga el H. Carlos III como centro de referencia

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) ha realizado este martes una concentración de trabajadores de la Sanidad frente al Ministerio de Sanidad para exigir que no se desmantele el Hospital Carlos III como centro de referencia para el tratamiento de enfermedades infecto-contagiosas como el ébola.
Además, fuentes del sindicato han adelantado a Europa Press que el próximo viernes va a presentar una denuncia en la Fiscalía y la Inspección de Trabajo contra la Gerencia del Hospital La Paz-Carlos III para que investigue posibles delitos en materia de seguridad laboral y derechos de los trabajadores.
En la concentración, los trabajadores sanitarios han pedido también que se restituya la dignidad de sus profesionales, que consideran dañada tras la acusación de que el contagio de Teresa Romero pudo deberse a un descuido de la propia auxiliar de enfermería.
ESCRITO A ANA MATO
En un escrito dirigido a la ministra de Sanidad, Ana Mato, le piden que "obligue" al Gobierno de la Comunidad de Madrid a dar marcha atrás en su intento de convertir el Carlos III en un hospital de media estancia y se mantenga como centro de referencia en el estudio y el tratamiento de enfermedades altamente infecciosas.
Asimismo, le piden que haga un reconocimiento expreso a los profesionales de la Sanidad pública y, en concreto, de la auxiliar de enfermería infectada, "por su dedicación y por jugarse la vida atendiendo a enfermos de ébola", y que se restituya la dignidad de estos profesionales de este centro, "que se ha puesto en entredicho con acusaciones de mala praxis hacia la auxiliar de enfermería que resultó contagiada".
El sindicato pide también Mato manifeste públicamente su reprobación y rechazo hacia las palabras del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, "que culpó sin ninguna prueba a la auxiliar de enfermería de su contagio y que trató con desdén a los profesionales de la Sanidad pública, con manifestaciones como que "para ponerse un traje no hace falta un máster".
En esta línea, reclama que se revise la formación que se ha dado a los trabajadores del Hospital La Paz-Carlos III y determinar si ha sido suficiente para tratar un caso de la envergadura de un infectado por el virus ébola y, en cualquier caso, pide "mayor y mejor" formación de los sanitarios en la atención de estos casos altamente infecciosos, porque "lo único que recibieron los trabajadores fueron cursillos de apenas cuarto de hora para instruirles en cómo se pone y se quita un traje aislante, necesario en el tratamiento de estos enfermos".
Finalmente, piden una investigación que determine qué errores se produjeron en la activación de los protocolos y que estudie si los materiales con los que han trabajado los sanitarios en la atención a los infectados y personas que tuvieron contacto con ellos eran los adecuados, según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).