Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSIF pide el apoyo del Defensor del Pueblo para extender el complemento a la pensión a las mujeres con un solo hijo

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha presentado este lunes una queja ante el Defensor del Pueblo en la que le pide que realice los trámites oportunos para que el complemento a la pensión a partir del segundo hijo se extienda a las trabajadoras con un solo hijo, a las funcionarias que se jubilen voluntariamente y a todas las empleadas públicas y del sector privado que se jubilaron antes del 1 de enero de 2016, cuando entró en vigor la norma.
La secretaria nacional de Igualdad y Responsabilidad Social de CDIF, Marian Mur Nuño, ha presentado esta queja en la que exponen que la Ley 48/2015 de 29 de octubre de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016, que modifica el texto refundido de la Ley de Clases Pasivas del Estado, añade una disposición que establece el reconocimiento de un complemento de pensión a las funcionarias que hayan tenido hijos naturales o adoptados y sean beneficiarias de pensiones de jubilación o retiro de carácter forzoso o por incapacidad permanente que se causen a partir del 1 de enero de 2016.
Esta disposición, según apuntan, "discrimina a la inmensa mayoría de las trabajadoras, tanto a las que deciden no tener hijos, como a las que solo tienen uno, a aquellas funcionarias que se jubilan de manera voluntaria al cumplir los 60 años y a todas las mujeres que se jubilaron antes del 1 de enero de 2016, cuando entró en vigor la medida".
Concretamente, CSIF no comprende por qué no se aplica la reforma a las mujeres que han tenido un solo hijo, que en la práctica son "mayoría", si lo que trata de reconocer la medida es "la contribución demográfica de las empleadas públicas que han compatibilizado su carrera profesional con la maternidad al sistema de pensiones contributivas".
También defiende que este complemento se aplique a las mujeres jubiladas con antelación al 1 de enero de 2016 pues "todas han contribuido en la misma manera". Asimismo, considera "una discriminación injusta" que dicho complemento no opere en los casos de jubilación voluntaria que, según apuntan, "han realizado su aportación demográfica al sistema de pensiones contributivas".
Para CSIF, el fomento de la natalidad pasa por proteger a la mujer y propiciar medidas de conciliación y asunción de responsabilidades familiares compartidas entre mujeres y hombres. "Tenemos que analizar las causas de la baja natalidad. La maternidad sigue penalizando a las mujeres en el ámbito laboral, por eso tenemos que protegerla", subrayan.