Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El CSN quince días más de plazo para entregar los informes reclamados por Transparencia Internacional

La ONG celebra la decisión pero lamenta que se posponga su conocimiento a los ciudadanos
El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha solicitado al Consejo de Transparencia y Buen Gobierno una prórroga de 15 días para entregar los informes que este órgano le ha instado a entregar a Transparencia Internacional. Se trata de dos documentos relativos al expediente de la licencia de emplazamiento del almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares que podrían cuestionar la idoneidad de ubicarlo en Villar de Cañas (Cuenca).
Según han confirmado a Europa Press fuentes conocedoras del proceso, el regulador atómico tiene "la mejor disposición" para cumplir los requerimientos de la resolución del Consejo de Transparencia y el Pleno del Consejo ha acordado cumplir y entregar dichos documentos.
Sin embargo, han pedido duplicar el plazo para hacerlo. En concreto, el Consejo de Transparencia les requirió el 7 de abril la entrega. Si bien, desde el CSN piden estos 15 días de gracia porque se han puesto en contacto con la Universidad de Cantabria y la empresa URS, por si estos informes pudieran tener "limitaciones derivadas del secreto profesional o de la propiedad intelectual o industrial". De este modo, se permitiría suprimir aquellos datos que pudieran "atentar contra esos derechos".
Fuentes conocedoras del proceso insisten en que se trata de una cuestión administrativa en la que los consejeros han estado de acuerdo con acatar la resolución del Consejo de Transparencia. En todo caso, señalan que de los seis informes reclamados por Transparencia Internacional, el Consejo de Transparencia dictaminó que el regulador atómico debía entregar dos, es decir, que no ha accedido al 70 por ciento de la petición de la ONG.
El CSN recibió el pasado 7 de marzo la resolución del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno para que entregase copia de varios informes sobre la idoneidad y condiciones del emplazamiento elegido para albergar el almacén temporal centralizado (ATC) de residuos radiactivos de alta actividad y combustible gastado.
El CT estimó así parcialmente las reclamaciones de esta ONG para acceder a información que considera relevante para los ciudadanos. En concreto se trata de un informe sobre el carácter geotécnico e hidrógeológico sobre la idoneidad y condiciones de seguridad del emplazamiento elegido para el ATC y que hayan servido para adoptar la propuesta de dictamen técnico.
Además, le instaba a remitir a la ONG copia del informe presentado por la empresa URS sobre las condiciones de terreno y emplazamiento del ATC en Villar de Cañas.
El Consejo de Transparencia desestima, sin embargo, otras peticiones al CSN, como el informe sobre la adjudicación del emplazamiento, una nota informativa de los técnicos del área de Ciencias de la Tierra del regulador sobre el sitio elegido, otro informe presentado por los geólogos sobre las condiciones de los terrenos, así como otro documento sobre la aprobación del emplazamiento, teniendo en cuenta el informe desfavorable de los geólogos del propio organismo.
Igualmente, desestima la solicitud de TI para que el regulador le entregue información sobre la cuantía del proyecto al entender que habrá un sobrecoste, pues entiende que el ámbito económico no es competencia del CSN.
Fuentes del Consejo de transparencia han indicado a Europa Press que el portal estudia y responde todas las solicitudes al ser su cometido velar por la transparencia de las instituciones.
TI: "UNA BUENA NOTICIA"
Por su parte, en declaraciones a Europa Press, el presidente de Transparencia Internacional, Jesús Lizcano, ha valorado como "una noticia positiva" la decisión del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) de entregar tales informes, aunque ve "negativo e inconveniente" la petición para ampliar su plazo puesto que se trata de una "información muy sensible e importante" para la sociedad que no debería retrasarse.
Asimismo, ha advertido del riesgo de que ahora además de que se retrase el conocimiento por parte del público de tales informes, se añada "el riesgo de que puedan entregarse incompletos".
Lizcano ha recordado que pidieron hace meses información al regulador para conocer los motivos por los que se había elegido Villar de Cañas para albergar el ATC, a tenor de informaciones que apuntaban a la falta de idoneidad del sitio elegido para albergar los residuos radiactivos de las centrales por los riesgos de contaminación y afectación de la salud pública.
Lizcano considera que esta información puede ser relevante y de interés para los ciudadanos porque si se confirma que el lugar no es idóneo habría que preguntarse por qué motivos se eligió Villar de Cañas para albergar los residuos nucleares.