Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La CUP pide suspender el uso de pistolas eléctricas hasta que el Parlamento catalán decida

La CUP ha registrado este miércoles una propuesta de resolución en el Parlament pidiendo que se suspenda la utilización de las pistolas eléctricas hasta que finalice el grupo de trabajo parlamentario que estudia el uso de estas armas, ha informado en un comunicado.
El grupo parlamentario ha recordado que, aunque los Mossos d'Esquadra han suspendido la compra y utilización a la espera de las conclusiones del grupo de trabajo, un total de 31 policías locales catalanas cuentan con 54 dispositivos, y ha pedido "emitir una circular a todos los municipios que tengan en disposición pistolas eléctricas" para que dejen de usarlas hasta que el Parlamento catalán decida.
La CUP también ha hecho públicas las propuestas de comparecencia del grupo de trabajo, una decena de personas entre las que se encuentran el exdiputado del partido, David Fernández; la abogada penalista Laia Serra, y el comisionado de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Amadeu Recasens.
La creación del grupo de trabajo sobre la utilización de las pistolas eléctricas se acordó en la sesión de control del pleno del 17 de febrero de este año, a partir de una pregunta de la CUP al conseller de Interior, Jordi Jané.
El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, recomendó hace tres semanas la suspensión de la compra y uso de estas armas hasta que el Parlament haya debatido sobre su uso y pidió que, si se acuerda la compra, no se utilicen contra personas vulnerables: embarazadas, niños y enfermos del corazón.