Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cae una activa banda de ladrones que robó en una cuarentena de pisos de Cataluña

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado a una activa banda de ladrones por haber perpetrado 39 robos en viviendas, la mayoría en la comarca barcelonesa del Baix Llobregat, con el arresto de ocho personas e imputación de otras ocho, ha informado este miércoles la policía catalana.
El primer robo se remonta a febrero de 2013 cuando un hombre de Cornellà de Llobregat denunció que alguien había forzado la cerradura y robado en su casa, llevándose un ordenador y un teléfono móvil.
Los investigadores comprobaron que robos de similares características aumentaron, con lo que iniciaron una laboriosa investigación para identificar y detener a los presuntos autores.
Los agentes constataron que el 'modus operandi' era siempre el mismo: buscaban pisos con una cerradura especial, que sabían forzar, entraban cuando el piso estaba vacío y se llevaban todo lo que tuviera valor, siempre de pequeñas dimensiones para no levantar sospechas entre los vecinos en caso de ser descubiertos.
El material robado lo vendían en tiendas de compraventa de oro o lo enviaban a Reus (Tarragona), donde uno de los ladrones tenía contactos con una red de receptadores.
La investigación determinó que los presuntos autores eran 16, todos de nacionalidad georgiana, y formaban parte de tres baterías de ladrones, y los robos se habían producido en Cornellà, Gavà, Castelldefels, Viladecans, Barcelona, Molins de Rei, Esplugues de Llobregat, Rubí, Sabadell, Sant Andreu de la Barca, Abrera y Sant Feliu de Llobregat.
Los Mossos realizaron tres registros en psisos de Reus, Santa Coloma de Gramenet y Cornellà de Llobregat, detuvieron a ocho personas --de los que seis han ingresado en prisión-- y recuperaron una gran cantidad de objetos robados, que están pendientes de devolver a sus propietarios.
En uno de los registros, los agentes localizaron un taller donde la organización se dedicaba a fabricar llaves falsas e instrumentos para forzar las cerraduras sin provocar daños, y era donde entrenaban la apertura de las puertas con cerraduras preparadas.