Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cae una banda que introducía hachís con barcos de recreo en la costa andaluza

Imagen de otra operación contra el tráfico de hachís en el Guadalquivir. EFE/Archivotelecinco.es
Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con Vigilancia Aduanera, han desarticulado un grupo organizado que introducía importantes cantidades de hachís a través de las costas gaditanas y onubeses utilizando embarcaciones de recreo, como yates o lanchas deportivas.
El operativo, desarrollado en dos fases, ha culminado con el arresto de ocho personas y la intervención de 1.393 kilos de hachís.
Según ha informado la Policía, la banda ya había protagonizado dos intentos fallidos de introducir diversas partidas de droga.
El primero de ellos por medio de un yate atracado en Puerto Sherry, en El Puerto de Santa María (Cádiz), y el segundo con una lancha deportiva a través de la localidad gaditana de Chiclana de la Frontera.
Los investigadores tuvieron conocimiento de que, a finales de mayo, el grupo había preparado un nuevo envío, a bordo de una embarcación tipo patera, por algún punto de la costa onubense.
Se estableció un dispositivo que divisó una lancha en la ría de Punta Umbría, con tres personas a bordo, que podría contener en su interior gran cantidad de sustancia estupefaciente.
Con la colaboración del Servicio Marítimo de la Guardia Civil de Huelva se abordó la embarcación, que quedó varada en el fango.
Sus tres ocupantes huyeron por los alrededores, pero fueron detenidos instantes después por agentes del GRECO de la Policía Nacional.
Un día más tarde, otros cuatro responsables de la organización fueron igualmente arrestados.
La investigación ha culminado ahora con la detención de otro individuo, también integrante de la banda, que pretendía huir a Canarias para eludir la acción de la justicia.
En los cuatro registros domiciliarios practicados, los agentes han intervenido, además de hachís, doscientos gramos de cocaína, dos turismos de gama alta, una motocicleta, equipos informáticos y electrónicos de alta generación y diversa documentación.
La investigación ha sido desarrollada por el GRECO de Cádiz, en colaboración con el GRECO del Campo de Gibraltar, junto con la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera.