Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cae la banda de tráfico de anabolizantes más grande de Cataluña

Decomisan 100.000 dosis, el 80% falsificadas, que se distribuían por correo
Los Mossos d'Esquadra han desmantelado una banda que traficaba desde Mataró (Barcelona) con sustancias destinadas al dopaje, en su mayoría anabolizantes y hormonas del crecimiento, y que está considerada como la más grande de Cataluña.
La policía se ha decomisado de 100.000 dosis --3.500 cajas-- que la organización guardaba en un trastero de la misma localidad, según ha explicado la policía catalana este miércoles en una rueda de prensa.
El modus operandi del clan consistía la importación al por mayor de sustancias anabolizantes que recepcionaban en un piso de Mataró, vivienda de la pareja detenida --un hombre de 38 años y una mujer de 37, de nacionalidad española--, donde se encontró un ordenador usado presuntamente para contactar con su red de captadores de clientes.
Éstos captaban a consumidores a través de las redes sociales y, una vez realizado el pedido, se dirigían al segundo local de la banda, un trastero usado como almacén de seguridad y desde donde remitían el pedido a contra reembolso.
Por la cantidad decomisada se trata del punto de distribución más importante desmantelado en Cataluña y se calcula que el material incautado está valorado entre 120.000 y 150.000 euros.
FALSIFICACIONES
El 80% del material decomisado son falsificaciones de productos anabolizantes legales en países extranjeros, que copian el nombre comercial y envase, o productos elaborados en laboratorios 'under', que no cuentan con el control de ninguna agencia sanitaria estatal que se encuentran en India, China y países del Este.
A juicio del jefe de la Unidad de central de Consumo, Xavier Tarrés, esto "agrava el riesgo de los consumidores" de unos productos que ya están prohibidos en el estado español por ser perjudiciales para la salud.
El tipo de producto ha llevado a concluir a Tarrés que iba destinado a usuarios de gimnasio y personas que realizan deportes de fuerza, no deportes de resistencia, "ya que no se han decomisado sustancias como EPO y similares".
EL OPERATIVO
La investigación arrancó a principios de septiembre cuando un control policial dio el alto a un hombre que escondía en el coche un paquete con sustancias con un remitente que, pese a ser solo un nombre de pila, hizo dar a la policía con el piso que utilizaban para la recepción de los anabolizantes.
Los agentes descubrieron que la banda llevaba operando al menos desde septiembre "de forma sostenida y creciente", habiendo acumulado ganancias por valor de 240.000 euros conseguidos a través de 900 giros postales.
La pareja fue detenida entre el 24 y 25 de septiembre por presuntos delitos de tráfico de sustancias dopantes, tráfico de medicamentos falsificados, contra la propiedad industrial y por pertenecer a grupo criminal y, tras declarar, los arrestados fueron puestos en libertad con cargos.
La investigación continua abierta para dar con los captadores de clientes y no se descartan más detenciones.