Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cae una red que utilizaba un helicóptero para transportar hachís de Marruecos

Una organización dedicada al tráfico de hachís desde Marruecos a Málaga, que utilizaba un helicóptero para el transporte de la droga, ha sido desarticulada en una operación en la que han sido detenidas diecisiete personas, imputadas otras cuatro e intervenidos 2.720 kilogramos de esta sustancia.
La banda utilizaba como tapadera una empresa de reportajes fotográficos aéreos para conseguir los permisos de vuelo sobre territorio marroquí y otra empresa de transportes internacionales para trasladar la droga a otras provincias españolas y otros países europeos en camiones, camuflada entre mercancía legal.
En esta operación conjunta de la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía también se ha intervenido el helicóptero empleado, nueve vehículos, 20.000 euros en efectivo y dispositivos como inhibidores de frecuencia o un telescopio electrónico para vigilar la posible presencia policial durante los alijos.
La intervención, denominada "Rufo", comenzó el pasado otoño y se ha desarrollado "durante seis o siete meses", ha informado en rueda de prensa el capitán de la Guardia Civil Manuel Martín, que ha destacado lo novedoso del "modus operandi" por la utilización de medios aéreos para el transporte de la droga.
También ha apuntado que el grupo estaba "totalmente jerarquizado y organizado" y cada componente "tenía perfectamente asumido su papel".
La droga intervenida habría alcanzado un valor superior a los tres millones de euros, según este responsable del instituto armado, que ha añadido que las detenciones se han producido en las provincias de Málaga, Madrid y Gerona, y que durante la operación se han realizado más de un centenar de intervenciones telefónicas.
El helicóptero, un Eurocopter EC13B4 que ha sido depositado en la Base Aérea de Málaga, cargaba la droga en un punto próximo a la costa en la zona de Tánger y después aterrizaba en una zona montañosa en el entorno del municipio malagueño de Casabermeja, lo que dificultaba su detección por los investigadores.
La organización podría tener carácter internacional, por lo que la investigación sigue abierta para intentar localizar a personas relacionadas con la misma en otros países, ha apuntado el capitán Martín.
Por su parte, el inspector Toribio, del Cuerpo Nacional de Policía, ha precisado que la banda también utilizaba a veces para el transporte de la droga embarcaciones rápidas con las que desembarcaban en la Costa del Sol o en la isla de Mahón.
Los diecisiete detenidos han pasado ya a disposición del juez, que ha decretado el ingreso en prisión de doce de ellos, según este responsable policial, que ha añadido que la experiencia que tenía la banda hace pensar "que había tenido tiempo para montar una organización bastante compleja".