Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Caen en un año siete de los diez fugitivos británicos más buscados en Alicante

La colaboración ciudadana ha permitido a la policía española y británica el arresto de siete de los diez fugitivos del Reino Unido más buscados en la provincia de Alicante, justo cuando se cumple el primer año de la Operación Captura en la Costa Blanca en la que han colaborado españa y Reino Unido. En noviembre de 2008 se difundió un listado de los diez delincuentes del Reino Unido más buscados que, según los servicios de inteligencia británicos, podrían hallarse en la Costa Blanca de incógnito, y doce meses después han caído siete de ellos.
Los primeros arrestos, los de Anthony Kearney y Donna McCaffey, acusados de extorsión y estafa, se produjeron a las pocas horas de la difusión de la campaña en Benissa. Tras ellos cayeron Alan McDonald Gordon, acusado de traficar con heroína y cannabis y Andrew Alderman, condenado a diez años de prisión por agresión sexual y violación de una menor. En febrero cayó en Hungría Dennis Hunter,  acusado de estafa y blanqueo. En junio se descubrió a Andrew Mark Snelgrove, acusado de intento de asesinato con lesiones provocadas por arma blanca y posesión de arma de fuego con intención de matar, y el pasado septiembre a Thomas Cochran, nacido en 1958 y acusado de importar drogas en Escocia.
Quedan por localizar Adam Hart, acusado de implicación en una trama de cocaína; Dean Lawrence Rice, condenado en rebeldía a cadena perpetua por un delito de secuestro y detención ilegal en grado de conspiración; y Shashi Dhar Sahnan, acusado de introducir heroína en el Reino Unido.