Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La víctima de Cala Cortina presenta lesiones mortales que no fueron accidentales y policías no coinciden versiones

Los seis policías nacionales implicados presuntamente en la muerte de Diego P.T., cuyo cadáver se halló flotando en Cala Cortina (Cartagena) tras dos semanas desaparecido, han manifestado versiones contradictorias en lo que se refiere hacía qué dirección se fue la víctima cuando llegó a dicho lugar y "salió corriendo como un loco".
Aunque todos reconocen que lo llevaron a la "guarida" y no a Comisaría, según se desprende de las conversaciones captadas por los micrófonos ocultos en los seis coches patrulla o 'zeta' de los agentes instalados el pasado mes de junio, las versiones sobre en qué dirección huyó no son similares.
Igualmente, según ha podido saber Europa Press, las lesiones que presenta la víctima, faciales y craneales, "no son accidentales", sino todo lo contrario, puesto que hay rotura de las vértebras en la parte superior la columna. Además, cuando la víctima fue arrojada al mar ya era cadáver, por lo que existen indicios "racionales" de criminalidad.