Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una familia interracial, objeto de polémica por protagonizar una campaña publicitaria

En las redes sociales abundan los comentarios pidiendo que las campañas publicitarias sean más realistas. Ya no solo en cuanto al tema de cuerpos, también al de las familias. La marca Old Navy ha decidido escuchar a los internautas y ha apostado por convertir a una familia interracial en los protagonistas de su última campaña. Pero el resultado no ha sido el esperado. 

Un padre de raza blanca junto a su mujer e hijo, de raza negra, esta es la estampa que reflejaba la campaña de la marca. Una familia interracial, algo cada vez más común en la sociedad actual. Aunque parece que no todo el mundo lo ve así. Muchos usuarios de las redes sociales se desprendieron de comentarios totalmente racista contra esta campaña.   
“Totalmente desagradable. ¿Qué va a ser lo próximo? ¿Baños de género neutro? ¿Propaganda aceptando la pedofilia? Nunca más compraré ahí?, escribía un usuario de twitter. “¡Odian a los bebés blancos! Se necesita una madre blanca y una padre blanco para hacer un niño blanco. Parad el #GenocidioBlanco”, añadía otro internauta.
Afortunadamente, queda un resquicio de esperanza. Otros usuarios no daban crédito a los comentarios racistas que leían. Muchos de ellos incluso se animaron a compartir imágenes de sus familias interraciales pare decirle a la marca lo mucho que apoyaban su campaña. “Es 2016 y Old Navy es tendencia porque la gente es colérica porque en un tweet han mostrado una pareja interracial”, apuntaba una usuaria.