Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cargas policiales en Pamplona en los actos contra el fascismo y de La Falange

Desde las 10.00 horas, unas doscientas personas se han congregado en la Plaza del Castillo de Pamplona, donde han colgado pancartas con lemas como "Contra el terrorismo falangista, acción antifascista" o "El fascismo avanza si no se le combate".
A mediodía, los asistentes a este acto han rendido un homenaje a "los inmigrantes, africanos, asiáticos o americanos, fallecidos de manera anónima, víctimas de la sinrazón fascista-racista, a todas las mujeres víctimas de este sistema matriarcal y machista, a los amenazados, a los secuestrados, a los torturados, a los humillados", ha subrayado un portavoz de los colectivos convocantes.
Posteriormente, desde el Monumento a los Fueros del Paseo Sarasate ha partido una manifestación, en la que han tomado parte unas mil personas, escoltadas por un fuerte dispositivo policial, que protegía también las sedes de la Delegación del Gobierno y del PSN-PSOE.
Los manifestantes, precedidos por una pancarta con el lema "Faxismoaren aurrean, 1.000 kolore" (Ante el fascismo, mil colores), han recorrido las calles céntricas de Pamplona hasta llegar a la Plaza del Castillo, donde ha terminado la marcha.
Unos minutos después, a las 13:00 horas, tenía lugar un acto convocado por La Falange en la Plaza Blanca de Navarra, cuyo acceso había sido restringido por la policía, en el que han tomado parte unas cincuenta personas que portaban banderas de España y de esta formación política.
En este acto, el jefe nacional de La Falange, Manuel Andrino, ha censurado especialmente a PSOE y PP y ha criticado a las formaciones nacionalistas, la homosexualidad, el sistema educativo, el poder judicial, el estado de las autonomías, la delincuencia y la "desmembración de España".
El discurso de Andrino ha sido interrumpido en una ocasión por una joven que le ha arrebatado el micrófono para gritar "viva la libertad" y que ha sido desalojada por los agentes de policía.
Hasta la Plaza Blanca de Navarra han intentado acercarse en varias ocasiones jóvenes participantes en la manifestación antifascista, aunque no lo han logrado debido al importante despliegue de policías nacionales, que han disuelto estos grupos con material antidisturbios.