Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cáritas Española envía 50.000 euros a Ucrania para proteger a los refugiados

Cáritas Española ha anunciado este jueves que apoyará la labor de su homóloga ucraniana con el envío de 50.000 euros destinados a la protección y asistencia de los cientos de miles de desplazados que ha dejado un conflicto que dura ya diez meses.
La organización recuerda con datos de la Oficina de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas (OCHA) que los desplazados internos en Ucrania ascienden ya a 190.000 personas, mientras que otras 207.000 han huido del país para refugiarse en Rusia. Cerca de 2.500 han fallecido y 6.000 están heridas.
Las prioridades de Cáritas Ucrania son en la actualidad atender a los desplazados que llegan a la parte occidental y facilitar ayuda de primera necesidad a las personas más vulnerables que siguen viviendo en las provincias orientales, para lo que ha abierto una oficina en la ciudad de Járkov, al este del país.
"A pesar de la violencia y la inseguridad imperantes en la región oriental del país, Cáritas Ucrania sigue desarrollando las acciones estratégicas que ya venía realizando desde hace años, como la ayuda psicológica y material a los más vulnerables, especialmente a familias, ancianos que viven solos, niños de la calle y víctimas de tráfico de personas", explica Cáritas Española.
Ahora, además, ha llevado a cabo campañas de reparto de agua potable en las ciudades en las que los bombardeos han destruido las infraestructuras y tiene previsto iniciar, a partir de septiembre, un programa de rehabilitación de viviendas, escuelas y guarderías, de cara a la temporada invernal
Cáritas España, que colabora con Cáritas Ucrania desde 2008 en diferentes programas de desarrollo --sobre todo en la atención a colectivos en riesgo social, como personas con discapacidad, niños y víctimas de tráfico de personas--, pudo constatar estos esfuerzos tras el viaje a la región del técnico responsable de este país en el Area de Cooperación Internacional de Cáritas Española.